Zo-zo

“Zoido zozobra”. Zo-zo (que no soso, ¿o también?). Están tan de moda los neologismos que al leer esta rotunda sentencia de Juan Espadas, candidato socialista a la Alcaldía, sobre el aspirante popular, Juan Ignacio Zoido, no me he podido resistir a incurrir en esta fácil licencia lingüística. De El show de Zo en 2007 a Zo-zo en su larga y procelosa precampaña hasta el 2011.

El del PP es un político que por deformación profesional (juez en excedencia) o por otros complejos se siente más cómodo arrimando la cosa pública a los tribunales que peleando en la arena política. Dice Espadas con acierto que tiene una “agenda de juzgados” en lugar de un “proyecto de ciudad”. Así, la única hoja de ruta es alimentar la crispación para desacreditar a la política y a los políticos y para generar desafección de la gente a fin de que cada vez participe menos en la vida pública.

El PP todo lo ve negro en Sevilla y todo el que viene de fuera (y muchos de los que estamos dentro) valoramos el profundo y positivo cambio producido en esta ciudad en los últimos doce años. Sólo pone el foco en los pequeños lunares y olvida la enorme realidad de transformación ¡Cómo va a poder tomar las riendas quien lo ve todo oscuro, sin esperanza! ¡Cómo se puede confiar en alguien que niega lo obvio! ¡Cómo va a liderar Sevilla una persona que está de espaldas a los sentimientos de la mayoría! Pues eso, Zo-zo… Zoido zozobra. O también una nueva acepción para el término ni-ni: ni está ni se le espera en la Casa Grande hispalense.

Con la verdad en la mano

Honestidad a prueba de bomba, bonhomía por los cuatro costados, trayectoria impecable y ejemplar… El hoy vicepresidente tercero del Gobierno y ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha estado a la altura de siempre en su intervención ante el Comité Director del PSOE de Andalucía. No es ninguna sorpresa: es un político serio, riguroso y que se viste por los pies. Además, no tiene ningún borrón en su currículum que ponga en cuestión su integridad y honradez, por mucho que la derecha esté en una operación de desprestigio a raíz de un incentivo concedido por el Gobierno autonómico a la empresa Minas de Aguas Teñidas. No hay caso, sólo ruido y mentiras de una banda de malos perdedores que, como nunca ganan, enfangan el espacio público e intentar aniquilar socialmente al adversario. Los que atacan de forma mezquina y vil saben de sobra que se ubican entre la sinrazón y el rencor.

Pese a los años que lleva en la vida pública, el ex presidente andaluz no esperaba una persecución tan ruin e injustificada. Ha criticado la saña y la maldad de la campaña personal y política que ha puesto en marcha el PP sin más argumento que el daño gratuito. Ha subrayado que su único pecado es haber ganado las elecciones durante los casi últimos veinte años. Estamos ante una ofensiva que, al igual que hicieron con Felipe González en su día, pretende borrar o, al menos, tejer una tupida cortina de humo sobre la transformación registrada por Andalucía durante las últimos tres décadas y, en concreto, durante sus 19 años de mandato. Es un ataque desde el resentimiento. Así se las gasta Javier Arenas y su grupo de mariachis.

Chaves ha agredecido el apoyo y la solidaridad recibida desde dentro y fuera del partido, incluso manifestada en privado por dirigentes del propio Partido Popular. No hay caso, pero desde las trincheras de la derecha se dispara a discreción y sin reparar ante nada, con la nefasta guía de un referente de dudosa moralidad. Se ha producido un cierre de filas del socialismo en torno a la figura de Manuel Chaves, una reacción en absoluto corporativa, sino justa, merecida y sincera. Las verdad y la razón nos asisten.

Música para una fiesta

No me voy a extender demasiado. Sólo robo un par de minutos a mi apretada agenda de hoy para celebrar con música en la blogosfera el triunfo incontestable del PSOE de Andalucía en las elecciones europeas de ayer. Una nueva victoria, o lo que es lo mismo, otra derrota más del PP en esta comunidad autónoma. La derecha encadena los fracasos electorales en esta tierra como si de una ristra de ajos se tratase. Y Javier Arenas representa el rostro de este nuevo sonoro fiasco. Pese a las condiciones de gran dificultad y con la campaña más sucia y miserable de la historia de la democracia desplegada por el PP, el electorado andaluz ha vuelto a depositar su confianza en el proyecto socialista. Gracias a todos y todas. ¡No os fallaremos!

Vídeo: The Killers, Human.

Músculos

Zapatero, Griñán y Chaves, en Dos Hermanas

Mitin de Dos Hermanas

“Vamos a enseñar los músculos”. A esta expresión coloquial que no arrogante recurre Luis Pizarro, vicesecretario general del PSOE de Andalucía y consejero de Gobernación de la Junta, cada vez que proyectamos un acto de campaña en el Palacio de Deportes de Dos Hermanas (Sevilla). Esta mañana las bases socialistas han protagonizado una nueva demostración de fuerza. 25.000 personas se han congregado en el recinto de la localidad sevillana con motivo de un mitin para las elecciones europeas del 7 de junio. La movilización ha dado sus frutos y las amplias instalaciones estaban a reventar. No se ha resentido la convocatoria y eso que se tratan de unos comicios para la renovación de la Eurocámara, cita electoral que tiene a priori menos tirón que unas autonómicas o unas generales. Europa está menos lejos de lo que parece en el imaginario colectivo, luego a la hora de votar, ya veremos. A Dos Hermanas han acudido más gente que a todas las manifestaciones orquestadas por Javier Arenas para sacar tajada de la crisis en las distintas provincias andaluzas y más que a todos los actos que vaya a celebrar el PP durante toda la campaña en Andalucía. Otro éxito de la organización socialista y un baño de multitud para sus dirigentes políticos.

Tequila en Dos HermanasNo sólo ha sido cuestión de fuerza, también de sentimientos y sensaciones positivas. La jornada ha estado plagada de momentos emotivos. Por ejemplo, el calor de un auditorio entregado, la primera aparición en Andalucía de Manuel Chaves tras su salida del Gobierno andaluz con 19 años de excelente gestión en su mochila, la voz quebrada de José Antonio Griñán, nuevo presidente de la Junta, en su debut en las tablas de Dos Hermanas, los compromisos de José Luis Rodríguez Zapatero con Andalucía… Y van. Por último, miniconcierto de Tequila.

En el ambiente siempre flotó Europa y, en especial, Andalucía. Andalucía no en abstracto, sino con nombres y apellidos…. de los trabajadores que se han visto afectados por la crisis, de los que han perdido el empleo, de los autonónomos y pequeños y medianos empresarios con dificultades, de los que necesitan de los mecanismos de la Administración para no quedarse atrás, de esas personas que requieren medidas de protección social. Y es que para este partido, Andalucía y sus gentes son, siempre, lo primero.