Retrato del marianismo

Todo por la radio

El espacio de humor ‘Todo por la radio’, que emite la Cadena SER dentro de ‘La Ventana’ y está dirigido por Toni Martínez, hizo esta semana un retrato hilarante de Mariano Rajoy con motivo de la convocatoria oficial de las elecciones y el final de la legislatura. Una auténtica caricatura del marianismo con mucha guasa y que te hace reír de veras. Quien quiera pasar unos minutos (desde el 7:31 al 13:00) con la sonrisa en la boca, ahí tiene el enlace: http://play.cadenaser.com/widget/audio/001RD010000003885232/ o puede clicar directamente en la foto.

¿Aviso con la boca prestada?

Unas declaraciones de Antonio Hernández Mancha me han producido escalofrío. La actualidad de las cuentas B y la financiación irregular del PP ha sacado del desván del olvido a este ex presidente de Alianza Popular. Acudió a la Cadena SER a defender una gestión que, de acuerdo con la documentada información periodística conocida, queda en entredicho y supone una continuidad contable entre el partido de Fraga y el refundado con los mismos cimientos con Aznar. Más allá de los dimes y diretes con la periodista Pepa Bueno y sus negativos juicios de valor a la labor periodística de eldiario.es, que ha sido el que ha sacado a la luz pufos del pasado, el político conservador se permitió una licencia incompatible con la democracia. Fue una amenaza en toda regla sobre la continuidad de este medio de comunicación: “Ustedes, que tienen que velar también por la continuidad de una institución valiosa para todos los españoles, deben saber que eso vendrá garantizado si gana Rajoy“. El mensaje, admonitorio e intimidante, supone todo un aviso a navegantes. Parece que alguien por boca prestada le está pidiendo a la SER que se porte bien y que haga un periodismo dócil y servil. La conductora del ‘Hoy por hoy’ le plantó cara (“esto es hacer campaña para el PP y luego, en fin, o el PP o el caos”), pero el recado, con tufo antidemocrático, salió por las ondas. Vaya modales se gasta la derecha.

Vídeo con las declaraciones: pincha.

Ruedas de prensa con filtro

El director de informativos de la Cadena Ser, Antonio Hernández Rodicio, aludía en su comentario semanal a que este medio llevaba catorce semanas sin poder preguntar a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro. Desde el mes de noviembre no les conceden la palabra a los periodistas de esta cabecera en la tradicional comparecencia de los viernes. Como hoy toca de nuevo, después de la denuncia de Rodicio, los reporteros de la SER destacados al Palacio de la Moncloa quizá tengan la fortuna de recibir el plácet para interpelar a la vicepresidenta o cualquiera de los ministros comparecientes. El protocolo en las ruedas de prensa en la Moncloa es muy estricto: nadie puede preguntar sin estar autorizado, tiene que esperar a recibir el micrófono por parte de la organización (el gabinete de comunicación da o quita la palabra sin un criterio objetivo) y no se puede repreguntar. En su favor juega que el número de periodistas acreditados es muy importante. Ahora bien, a la hora de distribuir los turnos se percibe una cierta tendencia a silenciar a los medios que se consideran más críticos o incómodos con el Gobierno de Rajoy. A las ruedas les ponen filtro en un intento de hacerlas más llevaderas.

En Andalucía, por el contrario, en las ruedas de prensa tras el Consejo de Gobierno de la Junta, no hay límites ni cortapisas. Todos los periodistas preguntan lo que quieren, las veces que sean necesarias y con las repreguntas que estimen oportunas para aclarar cualquier asunto. No se pone punto final hasta que a la apelación a “más preguntas” el auditorio permanece en silencio. Nadie controla la ronda de interpelaciones, son los mismos periodistas quienes se dan la vez unos a otros. A veces esa libertad total que impera en la sala de prensa del Palacio de San Telmo hace que la comparecencia pueda resultar un poco caótica para aquellos que la siguen por la radio pública o por la retransmisión en streaming a través del portal de la Junta de Andalucía. Las diferencias entre los dos modelos son evidentes. Me quedo con el segundo: total transparencia y se garantiza la labor del periodismo.

Entrevista con fondo

El presidente de la Junta de Andalucía, Pepe Griñán, se ha convertido en una referencia dentro del PSOE. No sólo por estar al frente de la comunidad más poblada y de la federación socialista más poderosa. Se ha erigido en una voz indispensable dentro del panorama político e institucional español porque demuestra visión de estado, acumula una amplia experiencia, tiene ideas claras y profundo conocimiento de los temas, sabe cuál es su papel en cada momento y derrocha la humildad para admitir equivocaciones. Todo ese enorme activo lo ha puesto sobre la mesa durante una entrevista con Pepa Bueno en el Hoy por Hoy, de la Cadena Ser. Os dejo el contenido íntegro de la misma (haz click) y los principales titulares.

  • “Fue un error reformar la Constitución. Lo hicimos pensando que iba a garantizar el ahorro y lo único que ha garantizado es la especulación sobre la deuda de España. Nos equivocamos”. (Conocer más)
  • “La dación en pago está saldando una deuda a menos que queramos engordar los balances de los bancos”. (Leer más)
  • “Me produce dolor que haya tantas personas que están impugnando permanentemente el dinero que se destina a cooperación internacional. Esta tragedia ofrece un buen momento para reflexionar”. (Leer más)

 

  • “El incremento del paro es consecuencia de la política de severa austeridad y recortes indiscriminados del gasto público y del impacto de la reforma laboral, que está facilitando mucho la destrucción de empleo”. (Leer más)
  • “No veo condiciones para un congreso extraordinario del PSOE ni antes ni después de las elecciones catalanas”. (Leer más)

¿Cuña de la misma madera?

La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, está en la cuerda floja. Quedó políticamente achicharrada con  la promulgación de una reforma laboral regresiva y agresiva contra la clase trabajadora. Una decisión que le ha costado mucho desgaste al Gobierno de Rajoy por la gran movilización ciudadana en su contra y que ha contribuido en su cuota parte a que el Partido Popular no consiguiera su cacareado objetivo de gobernar en Andalucía (y Asturias) tras las elecciones del 25-M. Desde entonces, la estrella de Báñez declina. Son muchos los rumores en los mentideros políticos que sitúan de nuevo a Javier Arenas en ese departamento tras su enésimo revés electoral en la comunidad andaluza y su salida obligada a la villa y corte madrileña. Quizá para precipitar la caída de la onubense y abrir un hueco a un Arenas desubicado una mano amiga ha filtrado a la competencia un correo de la ministra a un periodista de La Razón con el contenido del ERE que quiere aplicar en sus filas para reducir gastos. Es muy raro que dicho correo personal llegue casualmente a mano del diario El País. Y como va de ERE, la Cadena Ser nos avanza que la jueza Mercedes Alaya investiga a una empresa de los hermanos de la ministra dentro de la causa que instruye sobre los expedientes de regulación de empleo irregulares, en concreto, en lo referente a la venta de unos suelos de Mercasevilla, origen de todo el proceso judicial denunciado por la Junta de Andalucía. No quiero ser mal pensado pero… ¿alguien le está moviendo la silla a Fátima Báñez? Ya se sabe que no hay peor cuña que la de la misma madera.

¿Mentiroso o cínico?

O Javier Arenas se cree sus propias mentiras o es un cínico redomado. Me inclino más por lo segundo aunque no sería descabellado que es la conjunción de las dos cosas. Me he removido de la silla escuchando esta mañana el desparpajo del candidato pepero en la entrevista que le hacía Carles Francino en la Cadena Ser en relación con su espantá a los debates electorales. Ha soltado una sarta de trolas que me ha producido cierta vergüenza ajena. Quiere disfrazar su actitud despótica de una pátina de victimismo que suena a impostura. Voy a desmontar uno a uno sus engaños:

  • Nadie ha echado a Arenas del debate de Canal Sur. Se ha ido solo. Fue una decisión libre, voluntaria y deliberada por parte del equipo de campaña del PP andaluz.
  • Es una milonga (palabra puesta de moda por los peperos) la excusa de la falta de neutralidad de Canal Sur. Niego la mayor: la cadena cumple con su deber de pluralismo. Y además un debate tiene una estructura tan tasada y estricta que deja en evidencia el pueril argumento del PP.
  • Buscó la derecha todo tipo de subterfugios para descafeinar o arruinar el debate. Fracasó estrepitosamente. La audiencia (358.000 telespectadores de media) lo desmiente. Forzó ofertas de nuevos debates desde el 12 de marzo, día de la cita en RTVA, y hasta la fecha nadie se ha puesto en contacto con el PSOE de Andalucía para concertar un nuevo encuentro televisivo.
  • Nunca hubo un acuerdo para celebrar el debate en el Parlamento. Se barajó como opción ante la negativa de Arenas a acudir a las instalaciones de Canal Sur, a expensas que el espacio escogido reuniera las condiciones mínimas exigibles para acoger un programa televisivo de esa enjundia y naturaleza. Y no fue así.
  • Arenas no ha querido debatir en esta campaña. Ha seguido la teoría de Arriola de no arriesgar si se cuenta con ventaja en las encuestas (ya se verá luego el resultado). Lo dijo en el transcurso de las negociaciones alto y claro su coordinador de campaña, Ricardo Tarno: sólo querían hacer un debate, ya fuera a tres o un cara a cara. El PSOE, a través de éste que escribe, la planteó desde el primer momento las dos opciones.
  • El PSOE de Andalucía estaba más interesado en el cara a cara. Se le ha reiterado hasta la saciedad a los negociadores del PP andaluz esta posibilidad de encuentro a dos bandas y no se han molestado ni en responder. Si acaso un argumento falaz: que ellos no querían ser los responsables de expulsar a IU de un debate.
  • Desde el 9 de enero tenemos cursada la invitación de la Cadena Ser para celebrar un cara a cara en la campaña electoral. El PSOE dio respuesta afirmativa y aún seguimos esperando. Estamos a menos de tres días para finalizar la campaña.

Nota.- Os dejo el audio de la agarradera de Arenas con Francino por reprocharle su negativa a debatir.

El espontáneo Rubalcaba

No descubro nada si defino a Alfredo Pérez Rubalcaba como un prodigioso animal político. Esta mañana ha justificado, una vez más, el porqué de este merecido apelativo, compartido por politólogos, periodistas, la inmensa mayoría de la militancia socialista y buena parte de la ciudadanía. El ministro se ha tirado como los clásicos espontáneos de la fiesta de los toros al ruedo de la SER. No al programa de Manolo Molés, que tiene hora vampira, sino al A vivir que son dos días, que presenta y dirige Montserrat Domínguez.

La tertulia de actualidad dominguera estaba valorando la propuesta de reforma laboral y ante algunas inexactitudes e incorrecciones, Rubalcaba no se ha podido contener, ha pedido la venia para entrar en antena y ha formulado lo que él ha calificado de “enmienda a la totalidad” a las reflexiones críticas de los contertulios. El ministro ha ofrecido una detallada explicación de los pormenores de la reforma del mercado de trabajo, hablando con pedagogía, precisando todos los extremos teóricamente controvertidos, poniendo en definitiva los puntos sobre las íes. Ha sido tal el derroche de facultades y conocimientos que la conductora del programa, con buen tono y elegancia, le ha pegado dos tiritos. Primero, le ha dejado caer a puerta gayola si era el portavoz del Gobierno, cuando es evidente que no lo es y que la reforma laboral no es un asunto de su ámbito de competencias. Y, poco después, le espetó que, con gestos como éste, no se queje de que su nombre esté en las quinielas para más altas responsabilidades. La entrevista derivó en una especie de rueda de prensa con los integrantes de la mesa radiofónica: Rubalcaba templó e hizo una memorable faena.

A continuación, aprovechando la irrupción fortuita del titular de Interior, se produjo un delicioso (e igualmente inesperado) diálogo entre éste y Jesús Eguiguren, presidente del PSE-PSOE, sobre el fin de ETA. Coincidencia en las cuestiones de fondo: desaparición de la organización terrorista, que sean socialistas y populares los que lideren la normalización de Euskadi y que Batasuna para ser legal se tiene que desmarcar la banda y la violencia. El único matiz en las posiciones de ambos se reduce en que no comparten el mismo diagnóstico sobre la inclinación del entorno abertzale a romper con la organización criminal. Para el ministro, hay que ser cauteloso porque la quiebra entre el brazo político y ETA está aún lejos, mientras que para el dirigente vasco el proceso está mucho más maduro.

No cabe duda de que la radio es viva, dinámica, imprevisible, no estrictamente encorsetada a un guión. Gracias a las características de un medio tan dúctil, hemos disfrutado de este interesante episodio.

Sentencia inquietante

Si todos los jueces fueran como Ricardo Rodríguez Fernández, el periodismo estaría en serio peligro de desaparición. Este magistrado ha condenado a dos periodistas de raza, Daniel Anido y Rodolfo Irago, director y jefe de informativos de la Cadena Ser, por la osadía de contar la verdad. La sentencia se cae de las manos y hace una interpretación temeraria de los derechos constitucionales de la libertad de expresión y de la prerrogativa de la ciudadanía de recibir una información veraz. Las organizaciones gremiales de periodistas y otros colectivos de informadores digitales consideran el fallo inaudito, desmesurado y asombroso.

El togado dicta un veredicto injusto y exagerado (un año y nueves meses de prisión, inhabilitación para el ejercicio del periodismo y una multa desorbitada basada en conjeturas sobre sus sueldos sin ni siquiera haberse molestado en preguntar a la empresa) por una teórica revelación de secretos al difundir una lista de afiliaciones irregulares en el PP de Madrid, un asunto que estaba en instrucción judicial por la denuncia presentada por la entonces alcaldesa de Villaviciosa de Odón y hoy diputada autonómica, Pilar Martínez. En la sentencia se reconoce la veracidad de la información y la noticiabilidad de los hechos y, sin embargo, el juez hace prevalecer el honor y la protección de datos de los citados por la Cadena Ser.

El magistrado sostiene que la salvaguarda constitucional al derecho a la información se refiere a la televisión, radio o prensa escrita, pero que debe matizarse en Internet, argumentando que no es un medio de comunicación social en sentido estricto, sino universal. El dilema que plantea Rodríguez Fernández evidencia su desconocimiento de la comunicación y de sus distintas manifestaciones. Y lo que es más grave: de la Constitución española. Nuestra carta magna establece en artículo 20.1 que “se reconocen y protegen los derechos a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”. Internet es un soporte más para la transmisión de datos, como lo es el papel para la prensa o las ondas para la radio y la televisión. Dentro de la red de redes, nos encontramos medios de comunicación digitales, sitios institucionales, portales corporativos o páginas personales, todos medios de difusión de contenidos informativos de diversa índole.

Resulta inaceptable y escandaloso que se condene a unos periodistas por no haber hecho otra cosa que cumplir con su deber informativo. Su único y grave delito ha sido desarrollar con libertad y diligencia su profesión. Ante el anunciado recurso de la Cadena Ser, habrá que confiar en que en instancias jurisdiccionales superiores se revoque una pifia que significa una monumental injusticia, y así se restablezca la normalidad democrática y se respete la libertad de expresión de voces independientes en el ejercicio noble del periodismo. Una sentencia como ésta supone, como señala la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), “un serio atentado contra la libertad y contra el derecho a saber de los ciudadanos, además de debilitar el estado de derecho y el prestigio de las instituciones”. Lo comparto desde la primera a la última letra.

Aznar sí podía…

Aznar-baja-helicoptero-traslado-mitin-PP-Quintanilla-Onesimo-Valladolid

Aznar, y Rajoy, y Trillo… Cualquier alto cargo del Partido Popular podía desplazarse en avión o helicóptero de las Fuerzas Armadas a cualquier actividad de su agenda institucional o política en su etapa gubernamental (1996-2004). Al día de hoy, también cuentan con la natural prerrogativa de emplear los medios públicos los presidentes autonómicos (ataviados con caros trajes gratis total) y los alcaldes y alcaldesas del PP porque son gente muy ocupadas y con misiones de enorme transcendencia. Sin embargo, los que están ahora como okupas de la Moncloa no tienen derecho a ello. Un socialista no posee clase ni pedigrí para usar un transporte militar por motivos de seguridad cuando es presidente del Gobierno. No sé qué se creen estos descamisados, cómo osan, no tienen cuna ni alcurnia, esos supuestos privilegios sólo es para gente que tenga un origen y unos apellidos, sólo es para aquéllos que gozan de derecho divino. Zapatero, hombre, que esto no es para ti, que eres en un desharrapado, un simple ciudadano, un pobre de izquierdas, que no te lo mereces por mucho que seas el presidente con más votos de la historia de la democracia…

La Cadena Ser lo cuenta muy bien: Aznar usó aviones y helicópteros militares en la campaña electoral de 2003. Él, que era un hombre de estado y no un rompepatrias, sí podía.

Foto: Eduardo Margareto, en www.cadenaser.com.