El perro flaco

junio 13, 2013

A Grecia le ocurre, desgraciadamente, como al perro flaco, todo se le vuelven pulgas. La troika (ese tridente perverso que componen la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) ha sumido al país en la ruina más absoluta. El salvavidas del rescate ha sido más un bloque de hormigón que ha hundido al país por décadas. Estos propios organismos internacionales admiten sotto voce que se han pasado de dosis de recortes. La austeridad mal entendida se convierte en austericidio. Tanto han apretado que han estrangulado expectativas ciudadanas y la recuperación económica. A más de una generación de griegos le han robado el futuro. El último mazazo de la troika se ha sustanciado con el cierre exprés de la televisión pública, que deja a unos 3.000 profesionales en la calle de la noche a la mañana. El cerrojazo busca seguir menguando el sector público, una dinámica suicida que está multiplicando las desigualdades en este socio europeo. La plantilla y los sindicatos han llamado a la resistencia frente a un Gobierno conservador que pretende ocultar con esta medida efectista e injusta el fracaso de su política de privatizaciones y de sumisión a las directrices de los mercados, representados por la troika. Este nuevo golpe a reactivado el profundo malestar social. Grecia se echa de nuevo a la calle. El grito es “resistir y luchar”. No puedo estar más de acuerdo si queremos salvar la democracia.

Anuncios

Verdugos

junio 6, 2013

Se han pasado con la dosis de austeridad en Grecia. Tanto han recortado que han sumido al país en una profunda depresión y han empobrecido a la sociedad helena hasta unos límites insoportables. El Fondo Monetario Internacional ha admitido el error con la boca pequeña y sin asumir  responsabilidad por el desaguisado. El Comisión Europea ha aceptado cómo si no fuera con ellos una realidad incontrovertible. La última pata de la troika, el Banco Central Europeo, no se da por enterado y se mantiene en sus dogmáticas posiciones. Lo cierto es que la receta de la austeridad a ultranza o austericidio ha causado estragos en este socio europeo. La previsión del tratamiento de choque de los gurús económicos situaba el decrecimiento en un 5% y se ha disparado al 16%, un 15% de tasa de paro y se eleva por encima del 25% y se ha fugado de Grecia un 30% del ahorro. ¿Quién paga este error y este horror? Han querido matar moscas a cañonazos y las consecuencias las van a sufrir los griegos durante décadas. Quizá aún se pueda hacer algo para paliar este estropicio causado por los verdugos del neoliberalismo.

Condiciones

mayo 21, 2013

Esta viñeta de Erlich refleja el estado de ánimo y de indignación de la inmensa mayoría de ciudadanos que ven que mientras nos quitan las conquistas y los servicios públicos que hacen posible (o mejor hacían posible) el estado del bienestar, otros hacen el agosto en estas aguas revueltas. Se toman decisiones que nadie entiende y que son difíciles de justificar con la cantinela de los mercados. Hoy está la troika (el poder no democrático que marca nuestras vidas formados por miembros de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para analizar el cumplimiento de las condiciones del rescate de los bancos concedido a España, nada más y nada menos que 40.000 millones de euros, y hay una mano negra interesada en desviar la atención hacia el decreto sobre la función social de la vivienda puesto en marcha en Andalucía. Nos quieren hacer creer que el rescate está en juego por la iniciativa andaluza, que antepone a las personas que sufren el drama de los desahucios. Nos pretenden colar que la troika viene a España sobre por el decreto progresista puesto en marcha por esta comunidad cuando lo mollar es el grueso de dinero destinado al sistema financiero. Lo que sí hemos descubierto es que el rescate de los bancos tiene condiciones, que Rajoy ocultó su existencia en aquella rueda de prensa forzada por el clamor popular minutos antes de irse a ver un partido de la selección española de fútbol a Polonia. Andalucía ofrece diálogo y colaboración para explicarles hasta el último detalle de esta normativa tanto a la UE como el Gobierno de la nación… Pero que no nos vengan con milongas.

El presidente del Gobierno portugués ha actuado con bravuconería al varapalo recibido por el Tribunal Constitucional luso anulando buena parte de sus recortes. Lejos de asumir el veredicto judicial, Pedro Passos Coelho, jaleado por la dañina troika (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), pondrá en marcha la motosierra en la seguridad social, la educación y la sanidad. Al estilo Goucho Marx, si no le gustan estos recortes, tengo otros. Desde Bruselas se marca el paso (no hay más camino que la austeridad, han reiterado una vez más) y las marionetas se mueven en consecuencia.

El TC es el garante de la carta magna de un país, refrendada como marco de convivencia por los ciudadanos, y marca los límites de la interpretación de la norma. Con su respuesta, Passos Coehlo subordina el orden constitucional del país vecino a las indicaciones de una estructura de poder que nadie elige y que marca nuestras vidas por desgracia. El poder omnímodo de la troika, jaleado por los codiciosos mercados, nos están conduciendo a una democracia de baja intensidad o democracia subordinada. Se anteponen las directrices de unos burócratas a la legitimidad de una Constitución o al bienestar ciudadano.

Más allá del debate jurídico, lo que está en juego es la calidad de vida de las personas. La decisión de Passos Coehlo se traducirá en más pobreza y más sufrimiento para la gente. Los portugueses tendrán menos derechos sanitarios, más copago (actualmente ya pagan cinco euros por consulta médica y 20 euros por atención en urgencias) y menos garantía de prevención de la enfermedad. Todo este cóctel regresivo significa menos expectativas de vida. El nuevo tijeretazo en educación hará al medio y largo plazo un país menos competitivo, con ciudadanos menos formados y con mano de obra poco cualificada. Y, con el tajo en Seguridad Social, pensionistas y parados verán cómo tienen problemas para llegar a fin de mes. Un auténtico desastre. Le están robando el futuro a todo un país.

Luz contra los recortes

abril 6, 2013

De tarde en tarde, durante esta prolongada y asfixiante crisis, nos llevamos alguna alegría, surge un rayo de luz que combate la oscuridad de los recortes y de la política de austeridad a ultranza que está deprimiendo a la economía y está cercenando las expectativas de muchas personas. El Tribunal Constitucional de Portugal ha tumbado un paquete de medidas de ajuste impuesto al país vecino como consecuencia de su rescate financiero. El fallo anula una parte sustantiva de los recortes y ha puesto al Gobierno conservador contra las cuerdas, hasta el punto de que el primer ministro, Pedro Passos Coelho, ha tenido que convocar una reunión urgente de su gabinete. El tribunal declara ilegal la retirada de una paga extra a los funcionarios y a los pensionistas y las rebajas en el subsidio de desempleo y de enfermedad, y lo argumento en el reparto desigual e inequitativo de los sacrificios para reducir el déficit público. El mensaje de poder judicial es inequívoco y traspasa las fronteras portuguesas. Supone un toque atención a esas instituciones que no elige nadie, la dichosa troika (Unión Europa, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), y que nos está condicionando la vida a peor. Del mismo modo, abre la puerta a que otros tribunales constitucionales sigan la estela de sus homólogos lusos. En España, hay recursos contra la eliminación de una paga extra para los empleados públicos o contra la reforma laboral de Rajoy. Veremos qué hace nuestro TC cuando dictamine sobre los mismos.

Tristemente, la gestión de esta prolongada crisis económica ha derivado en una crisis institucional sin precedentes, no sólo en España. El rescate de Chipre ha añadido más gasolina al fuego del desprestigio de la Unión Europea. Las medidas adoptadas (es decir, recortes) y el reparto nada equitativo de los sacrificios han acentuado la desconfianza hacia las instituciones. Organismos no elegidos por la ciudadanía (el Eurogrupo, el Banco Central Europeo y el FMI, bien de manera concertada, la dichosa troika, o individualizada) imponen decisiones dolorosas sin ningún tipo de control democrático. Como no tienen que rendir cuentas ante nadie, actúan a sus anchas y condicionan el bienestar y las conquistas sociales conseguidas durante décadas. Son los operadores de la no política, que subordinan la democracia y la política a los intereses económicos, los mercados y la contabilidad. Si no se cambia esta ecuación, no se recuperará la confianza en la política y anteponer el interés de los ciudadanos a ninguna otra cuestión.

Viñeta.- El Roto en El País.

Un gesto del BCE

julio 26, 2012

La terapia recomendada en la viñeta de Forges ha dado sus frutos. Tanto le han pitado los oídos al presidente del Banco Central Europeo (BCE) que ha aparcado su tradicional autismo, ha dejado de actuar como una esfinge y se ha dignado tomar cartas en la crisis de la zona euro, ahora centrada en España e Italia. Meses y meses pidiendo una respuesta del BCE frente al ataque de los especuladores y no movía un solo músculo. Hoy, Mario Dragui ha alzado un poco la voz (“El BCE hará lo necesario para sostener el euro“) y las fieras insaciables de los mercados han suavizado el cerco. Sus palabras han dado un mínimo respiro a la prima de riesgo y al bono a diez años y ha permitido un festín en la bolsa. ¿A ver hasta cuándo dura tan esperados propósitos de enmienda? Han tenido que aparecer en este desalentador escenario las agencias de calificación amenazando a la deuda Alemania y el BCE sale al rescate del euro. ¿Causa efecto? Esperemos que esta estelar irrupción del regulador de la Eurozona no sea demasiado tardía y que el daño ya sea irreversible.