Baño de realidad

Se ha confirmado el pronóstico. La Agencia Europea del Medicamento no se instalará en Barcelona. Este organismo se irá hasta Ámsterdam tras su salida de Reino Unido como consecuencia del Brexit. Y lo más clamoroso es que los independentistas catalanes se rasgan las vestiduras por esta oportunidad perdida. Pues la han perdido ellos por méritos propios. El contexto de inestabilidad política que han promovido ha sido determinante para esta decisión de las instituciones comunitarias, con un ya ex president Puigdemont jugando al exilio en la capital de la Unión, los líderes indepes desafiando y enfrentándose a las instituciones comunitarias y más de 2.500 empresas saliendo despavoridas de Cataluña por la inseguridad jurídica de las leyes de desconexión. La declaración de independencia, si hubiera prosperado, situaba a Cataluña fuera de la Unión Europea. El escenario republicano soñado por los separatistas dejaba a Cataluña fuera del club europeo. ¿O es que en su cuento de la lechera pensaban que la UE iba a colocar uno de sus organismos en un territorio ajeno? Este ejemplo desnuda el disparate jurídico y político que envuelve al secesionismo. Que no le imputen a nadie este baño de realidad que ha supuesto la pérdida de esta agencia. Esto no es más que la consecuencia de su despropósito. Que se lo hagan mirar.

Foto.Cadena Ser.