Justo vencedor

Nadie dudaba que la chirigota José Luis García Cossio Selu iba a ganar el concurso oficial del Carnaval de Cádiz en 2016. Éxito más que merecido. Ingenio, creatividad e innovación con ‘Si me pongo pesao, me lo dices’. Juan, el acompañante estoico, se ha convertido en el personaje de esta edición del certamen. No hace falta escribir más, lo mejor es disfrutar de esta chirigota con muchísimo arte.

Aguirre y su APP

El numerito de bronca y fuga automovilística de Esperanza Aguirre ya tiene su aplicación para móviles. Su nefasta gestión del episodio ha dado mucha más notoriedad al patinazo. La ex presidenta de la Comunidad ha intentado pasar página matando al mensajero y atacando a los agentes que intentaban cumplir con el precepto democrático que la ley es igual para todos, ya sea famoso o ciudadano de a pie. Tanto ruido mediático ha propiciado que este comportamiento incívico de Aguirre tras estacionar su coche particular en un carril bus de la Gran Vía madrileña se haya convertido en comidilla nacional y en asunto preferente de la agenda pública durante varios días. Para que no se olvide nos quedan las hemerotecas y esta APP para que cualquiera con sistema Android puede echar un rato emulando las hazañas de la lideresa.

Madrid Arena, año 1

Un año después, la investigación de la tragedia del Madrid Arena sigue en marcha y el dolor de las familias está vivo porque cada día conocemos nuevos datos sobre irregularidades de una macrofiesta que no se tenía que haber celebrado nunca. No podremos recuperar las vidas perdidas a edad tan temprana, pero nos queda al menos la esperanza para que se haga justicia y no se repitan más tristes episodios como éste por mor de gente que sólo quiere hacer dinero sin importarle la seguridad de los demás.

Carnaval 2011

Ya está aquí el Carnaval. Como todos los años, la antesala, al menos para mí, es la final del concurso de agrupaciones de Cádiz en el Teatro Falla. Lo pudimos seguir como todos los años a través de Canal Sur TV con los comentarios de Manolo Casal, Paz Santana, Juan Manzorro o el humarista Manu. Humor en el escenario y en la tramoya y buen hacer de unos profesionales que de esto saben tela. El palmarés del concurso fue el siguiente:

Coro: Allegro molto vivace.
Cuarteto: Los que cogieron al mono Amedio y se quitaron de en medio.
Comparsa: Juana la loca.
Chirigota: Ricas y maduras.

Las ganadores en las distintas modalidades brillaron a gran altura. Me quedo con la chirigota de El Canijo de Carmona, nativo de Sevilla y adoptivo de Cádiz, director de esta macedonia de frutas con tanto arte. El Canijo cosecha por segunda vez el primer premio en el concurso. Por eso, os dejo su actuación en la final (imágenes de Canal Sur TV) para que disfrutéis de su fina ironía y su gracia a raudales.

Un impulso para Tablada

Juan Espadas, candidato socialista a la Alcaldía de Sevilla, ha definido Tablada como su gran proyecto de parque metropolitano para el próximo mandato, un compromiso en toda regla que ha de significar un impulso para desatascar del laberinto jurídico a ese importante enclave de gran valor medioambiental y de interés ciudadano. Y dicho impulso se lo quiere dar de la mano de la sociedad civil a través de un proceso participativo para que la ciudadanía opine sobre el modelo público y verde para esta dehesa, una vez que distintas resoluciones judiciales han dejado meridianamente claro que es suelo no urbanizable.

El debate sobre Tablada lleva mucho tiempo en el candelero por la contumacia de sus propietarios de convertir ese paraje en zona residencial. El gran pelotazo urbanístico que prepararon algunos con la colaboración de dos infaustos cajeros se fue al traste cuando el PSOE ganó las elecciones en 1999. Desde entonces los que querían llenar de hormigón ese enclave han buscado sin éxito en los tribunales la recuperación de sus planes depredadores.

Con esta iniciativa abierta, en sintonía con la revolución 2.0, Espadas implica a la ciudadanía en la redacción de una propuesta concreta de ordenación y uso público de ese espacio que rompa esta situación de bloqueo legal en la que llevamos inmersos tanto tiempo. Se emplaza a los sevillanos a dar un pronunciamiento expreso, a una participación activa para definir la mejor propuesta para la ciudad. Como señala el propio candidato, la construcción del espacio urbano en una sociedad democrática debe ser un proceso público y transparente que pretenda ante todo la defensa de los valores comunes de los ciudadanos y el uso racional de los recursos.

Su compromiso es firme y tiene fechas, siempre y cuando durante los próximos meses se despejen incógnitas judiciales. Si de las elecciones del 22 de mayo sale elegido alcalde, llevará al pleno municipal antes de final de 2011 una iniciativa para materializar la voluntad de los sevillanos respecto al futuro del parque metropolitano de Tablada. El reto se resume en crear un gran espacio de ocio y recreo, que satisfaga nuevas demandas sociales que no pueden ser cubiertas por los espacios libres ya existentes, y que al mismo tiempo permita el reconocimiento de la matriz ambiental.

Una vez lanzada esta propuesta de calado, la pelota está en el tejado del Partido Popular. Le corresponde a su candidato, Juan Ignacio Zoido, presentar sin trampa ni cartón cuál es su hoja de ruta para Tablada. ¡Queremos conocerlo YA!

Puente sobre la crisis


Me ha enganchado este titular de El Periódico de Cataluña. Resume a la perfección lo que va a ocurrir en estos cuatro días de descanso para mucha gente en este país. En Barcelona están los hoteles llenos y en Sevilla la ocupación roza el cien por cien. En la capital de Andalucía no hay puente oficial o, al menos, los niños tienen colegio el lunes con la que muchas familias habrán descartado hacer planes de ocio para cuatro. Eso sí, se esperan muchos visitantes nacionales y de más allá de nuestras fronteras… Y eso que el tiempo no acompaña: se espera un lluvioso arranque de puente y precipitaciones más dispersas en la recta final.

Los medios de comunicación están plagados estos días de datos de normalidad que orillan por unos instantes la angustia que en muchos hogares ha provocado la crisis. Millones de desplazamientos, establecimientos que ponen el cartel de ‘no hay habitaciones’, conciertos y espectáculos donde el papel en taquilla se acabó hace tiempo… Realidades que se comportan como pequeñas válvulas de escape a nuestro día a día cargado de guarismos que acongojan y de perspectivas que no acaban de repuntar. Hay que tomarse un respiro y aparcar la pesadumbre, aunque sólo sea un rato.

Es de suponer que hay puente para la gran mayoría, esa gente que dice que la economía de España va mal pero la suya particular no ha sufrido casi ni un rasguño pese a la situación general, y no para esas personas que han perdido el empleo o que llevan tiempo en el paro sin encontrar un resquicio para el optimismo laboral. Está claro que el discurso social va por un lado y la incertidumbre particular por otro.

Laporta y su trampolín

Laporta en manifa independentista

La gestión de Joan Laporta al frente del FC Barcelona, al menos en el plano deportivo, es incontestable. Con algún que otro altibajo, como pudo ser el último año de Frank Rijkaard, el equipo culé enamora en el terreno de juego y amasa campeonatos. Desconozco los pormenores de la situación financiera del club, pero con tantos éxitos deportivos las arcas no han de estar muy esquilmadas. Resulta obvio que el trabajo en los despachos también repercute en la trayectoria deportiva y, por tanto, es artífice de los laureles acumulados durante las últimas campañas.

Este expediente plagado de títulos y el grado de popularidad alcanzado como timonel de la nave blaugrana constituyen los principales avales con los que Laporta quiere dar el salto a la política cuando concluya su segundo y último mandato. En los mentideros ya circula su candidatura a la Generalitat como cartel de la independentista Reagrupament, una organización fundada por un grupo de escindidos de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Laporta se va a servir de una institución que se define como mucho más que un club para entrar lanzado en la batalla política. La invitación la tiene sobre la mesa y su decisión llegará, desde mi modesto punto de vista, cuando se desvincule de sus responsabilidades en Can Barça. El fútbol como trampolín. Salvando las distancias, ya lo hizo Jesús Gil en Marbella y su proyecto se extendió por la Costa del Sol, el Campo de Gibraltar y llegó hasta Ceuta.

Laporta se ha generado una imagen de persona afable, cercana, popular y de eficaz gestor como presidente del Barça. Al mismo tiempo, tiene un punto de niño repelente y sabihondo unido a una acentuada manifestación de falsa modestia. Es un personaje ambicioso, con pinta de insolidario, estirado y con ínfulas de grandeza. Su perfil político está por explorar, tiene visos de ser de derechas y sólo se conocen con exactitud sus devaneos independentistas. Es tan catalanista que algunos que lo conocen ponen en su boca frases cargadas de inquina contra España. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha aireado que Laporta le dijo que España machaca a Cataluña. Con esas credenciales este lobo con piel de cordero sería un auténtico peligro como referente político.

Foto.- Efe. Laporta, en la manifestación por la indepedencia de Cataluña celebrada hace unos días.

Vena represiva

El PP muestra con demasiada facilidad su vena represiva, su paternalismo rancio, su ortodoxia decimonónica. Hace unas horas se han descolgado con una nueva ocurrencia estrafalaria: quieren restringir el acceso a las redes sociales de los menores de 14 años. Éstos son los mismos próceres que pretenden rebajar la edad penal a los 12 años. El titular de El País resume a la perfección esta soberana incoherencia, este descomunal dislate: Un preso de 12 años, pero sin Facebook.

Chirría este contrasentido y, sobre todo, el arrebato autoritario y populista que manifiesta el primer partido de la oposición al calor (nunca mejor dicho) de unos lamentables acontecimientos con víctimas adolescentes de por medio. La derecha plantea cambios legislativos en caliente, amparándose en el sufrimiento de las familias y la indignación social por unos episodios dolorosos. Acométase un debate sereno sobre la edad penal, sobre el control de los contenidos peligrosos que circulan por la red o sobre las garantías y salvaguardas de las nuevas formas de comunicación del siglo XXI… En definitiva, se hace necesario reflexionar sobre la educación (que no enseñanzas) que reciben nuestros jóvenes en todos los ámbitos.

Ahora bien, se me antoja desmedida y extemporánea la limitación de libertades, la toma de decisiones a la ligera agitando banderas trasnochadas, la imposición de la doctrina neocon como pensamiento único. La propuesta del PP no es sólo oportunista desde un punto de vista electoral, sino poco seria, demagógica y retrógrada. El modelo para proteger a los menores ha de ser algo más consistente: no se puede reducir a generar alarma y establecer prohibiciones legales, se ha de basar primordialmente en educar en valores y en promover el compromiso social. Pero al PP le gusta más la moralina, darse hipócritas golpes de pecho y recortar derechos. Cada uno es como es…