Oscurantismo

El Gobierno de la nación permanece ausente en un asunto crucial para el futuro de España y del modelo de bienestar que hemos construido en el Viejo Continente: la negociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, el TTIP en sus siglas anglosajonas. Se avanza sin ninguna transparencia hacia un modelo perjudicial para el ciudadano que pone en riesgo los estándares de calidad de los servicios públicos, la protección social y medioambiental y los derechos de los trabajadores. Y por si fuera poco, se pretende reducir la soberanía nacional de los países en sus pleitos con las multinacionales y las corporaciones empresariales. El Ejecutivo de Rajoy, siempre tan patriota de boquilla, permanece mudo y de brazos cruzados mientras otros mueven los hilos por detrás. Y si no reacciona es porque el Partido Popular está de acuerdo con el modelo dañino que se pretende construir o porque no se enteran de qué va la vaina. No se trata sólo de cerrar la puerta al tratado o encerrarnos en la autarquía. El TTIP, si lo enfocamos desde una visión progresista que piense en las personas, podría suponer una oportunidad para una nueva gobernanza global que permita erradicar los paraísos fiscales, que regule los mercados financieros, que luche contra el calentamiento global, que garantice los derechos laborales de los trabajadores o que proteja la diversidad cultural. Sin embargo, por los derroteros que van estas negociaciones opacas, la oportunidad puede acabar en pesadilla.

Siglo XIX

Dice el presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell, que el empleo fijo y seguro es un concepto del siglo XIX. Lo que son de esa época son los salarios de trabajadores que no dan para llegar a fin de mes y llevar una vida digna. O que miles de trabajadores no tengan convenios colectivos por un reforma laboral infame del Partido Popular que nos desprotege. O que haya trabajadores con condiciones laborales que lindan con la explotación, echando más horas por menos remuneración. O que en 2015 en España tenemos ya el mismo Producto Interior Bruto que en 2010 y sin embargo la masa salarial del conjunto de los trabajadores ha caído en 30.000 millones de euros, lo que quiere decir que los ricos son más ricos y las clases media y trabajadora se han empobrecido durante la crisis. Todo esto sí que es del siglo XIX y lo que corresponde al tiempo en que vivimos es un marco de relaciones laborales con salarios dignos y empleos de calidad. ¡Derogación ya de la reforma laboral!

Ataque a los agricultores andaluces

Los previsiones eran malas pero los hechos ciertos resultan catastróficos y dañinos. La distribución definitiva de los fondos de la Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2014-2020 recrudece el castigo del Gobierno de la nación hacia Andalucía. La Junta ya alertó en 2014 de que Andalucía era la única autonomía que perdía fondos respecto al marco comunitario anterior por decisión caprichosa y arbitraria del Gobierno de Mariano Rajoy. Con el reparto cerrado de las ayudas europeas, se ha consumado la agresión pero mucho más severa que la anunciada. Al final serán más de 900 millones de euros los que dejen de recibir los agricultores de Andalucía, más del doble de lo previsto en su momento. Hasta 2020 se nos escamotean 616,5 millones en ayudas directas y 286 para desarrollo rural. La propaganda del PP, con el conspicuo Arias Cañete al frente del Ministerio, sostenía que no se perderían más de 60 millones en ayudas directas. La realidad multiplica esta cifra por diez. Esto se suma a que ya nos habían metido la mano en la cartera en la inversión para desarrollo rural. Los datos son tozudos y confirman la preocupación mostrada entonces por el Gobierno de Susana Díaz.

Además del agravio con Andalucía, el modelo que defiende la derecha prima a las grandes superficies, a los terratenientes, y se penaliza a los pequeños y medianos agricultores. Por primera vez se imputa una reducción a los beneficiarios de ayudas inferiores a 5.000 euros, que en esta comunidad son 208.000 agricultores, el 80% del total. Se hace una reducción lineal del 8,64% para todos por igual y no progresiva a partir de los 5.000 euros. Es la primera vez que en la historia de la PAC se utiliza un ajuste tan regresivo que favorece a los que más tienen y se ceba con los débiles. Muy del estilo del PP: regalos fiscales y amnistías para los poderosos y mano dura con las clases medias y trabajadoras. Un agravio más para exigir un cambio de gobierno en las elecciones que se repetirán el 26 de junio.

Foto.elconfidencial.com. Cañete y Rajoy.

Silencios

Hay silencios más estruendosos que las propias palabras. Cuando uno calla, suele otorgar. Siempre resulta edificante una actitud proactiva en beneficio de la verdad o frente a las injusticias y los casos de de corrupción. Cuando se opta por el mutismo o se pasa de puntillas ante casos sangrantes, nos convertimos en buena medida en cómplices de ello. Tres ejemplos:

La financiación irregular del PP. Mariano Rajoy se encogió de hombros en la entrevista con Jordi Évole en ‘Salvados’ ante las preguntas sobre los escándalos de corrupción que afectan a su partido o la remodelación de la sede nacional de la madrileña calle Génova con dinero negro. Se le notó incómodo es este pasaje del diálogo televisivo. El lenguaje no verbal lo traicionó con gestos y muecas que demostraban el fastidio de transitar por esos temas. Dio casi la callada por respuesta, recurriendo a evasivas y señaló al ex tesorero Luis Bárcenas como el responsable de todo. No ha convencido a nadie.

El pacto de la vergüenza ya funciona. Ya han sido deportados los primeros refugiados sirios desde Grecia a Turquía en virtud del acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y el país otomano. Una iniciativa que debería abochornar a los mandatarios europeos y que traiciona los principios que inspiran la construcción europea. Ante esta decisión deplorable e insensible, se ha echado en falta una crítica contundente del presidente griego, Alexis Tsipras. Parece mentira que un dirigente que pasa por ser de izquierdas y que algunos en España ponen como referencia no haya dicho ni mu sobre estas expulsiones desde suelo europeo con dudas sobre su encaje en el derecho internacional. Choca especialmente esta falta de arrojo político para denunciar este pacto indecente.

El Gobierno no se deja controlar. El Ejecutivo en funciones no se dejar fiscalizar por la oposición. Sostiene que se debía a las Cortes de la anterior legislatura. Por eso, sus razones jurídicas que tendrán que defender ante el Tribunal Constitucional. Y si no pueden ser controlados, ¿por qué toman medidas que afectan al futuro? Por ejemplo, votar a favor del pacto europeo para la deportación de refugiados sirios. La presión social y política ha hecho mella y Mariano Rajoy acudirá al Congreso a posteriori para explicar los contenidos del malhadado acuerdo. Esperemos que el ministro de Hacienda dé la cara también para explicar las actuaciones que pondrá en marcha una vez conocidos los ‘papeles de Panamá‘. Una investigación periodística, difundida en España por La Sexta y el.confidencial.com, vincula a destacados políticos internacionales, empresarios, deportistas como Messi y la hermana del rey Juan Carlos, Pilar de Borbón, en operaciones en paraísos fiscales y la Agencia Tributaria ya está estudiando a los españoles relacionados con esta red.

Foto.El Mundo.

Andalucía aporta

Éste es el vídeo de presentación del Plan de Industrialización de la Economía de Andalucía con el horizonte 2020, fruto del consenso del Gobierno que preside Susana Díaz con los agentes económicos y sociales. Se van a invertir 289 millones de euros para 289 millones de euros para superar las 20.000 empresas andaluzas exportadoras, los 425.000 empleos ligados a la internacionalización y que las exportaciones aporten un 20% al PIB de esta comunidad autónoma. Pero Andalucía no parte de cero, ni mucho menos. Se ha multiplicado por tres en los últimos diez años las empresas de esta tierra que tienen presencia en los mercados internacionales y en estos momentos es la tercera comunidad más exportadora de España, con cinco años consecutivos de records hasta alcanzar una cifra de negocio anual de 27.000 millones de euros. La fuerza de Andalucía se concreta en datos como que uno de cada cinco euros que vende España de alimentos y bebidas es andaluza o uno de cada tres en ámbitos como la aeronáutica procede de este territorio. Salta a la vista que Andalucía aporta.

Menos burocracia

En Andalucía se están poniendo en marcha de forma continua medidas tendentes a favorecer la recuperación económica y la creación de empleo. Se trata de aprovechar la estabilidad política y la confianza que despierta esta comunidad autónoma para atraer inversión y proyectos empresariales y emprendedores. En este sentido, el Gobierno que preside Susana Díaz acaba de aprobar un decreto que reduce aún más trabas burocráticas, continuando en la línea abierta con ley de 2014 para eliminar trámites administrativos. Con esta nueva norma se impulsa otro conjunto de medidas destinadas a simplificar y agilizar el inicio de las actividades económicas mediante la aplicación de la figura de la declaración responsable. Así, se reducen los plazos de tramitación y se ahorra en cargas administrativas a fin de favorecer la creación de empresas. Se eliminan hasta 36 trámites para que una empresa pueda empezar a funcionar con mayor rapidez.

Un estudio del Banco Mundial señala que abrir un negocio en España requiere de 7 procedimientos y lleva 14 días. En cambio, el término medio en la OCDE es de 4,7 procedimientos en 8,3 días. Andalucía pretende alcanzar la media de los países de la OCDE. A partir de ahora, en los supuestos de actividades económicas que contempla este decreto, puedan empezar a funcionar en menos de tres días. Se acortan los tiempos eliminando los procedimientos sujetos a autorización administrativa, mediante la generalización de las figuras de la declaración responsable. Se mantienen sólo aquellos trámites en los que es necesario establecer un control previo por parte de la Administración Pública y afectan a razones de interés general, el orden público, la seguridad pública, la salud pública o el medio ambiente, y en ellos es necesario proteger preventivamente esos intereses generales.

Las más beneficiadas por esta norma serán las pequeñas y medianas empresas. Las medidas en el ámbito municipal se concretan en la simplificación de la calificación ambiental en aquellas actividades de impacto reducido y bastará con la presentación de una declaración responsable. Esto va a permitir que en la mayoría de los casos resulte más rápida la apertura de un negocio. Por citar algunos ejemplos, podrán acogerse a ese sistema lavanderías, gimnasios, las carnicerías, pescaderías y otros establecimientos de ventas al por menor, los talleres de reparación o de lavado de vehículos…

Esa reducción de procedimientos supone un ahorro en tiempo de unos seis meses de media para iniciar la actividad. Y también económico: se estima entre 100 y 140 euros en función de si los trámites se efectúan presencial o telemáticamente. Con este decreto, en el que han participado los agentes económicos y sociales, permite a Andalucía seguir avanzando para ser la comunidad autónoma donde sea más fácil emprender una actividad productiva con el objetivo de generar inversión y empleo.

Foto.- El Confidencial. Susana Díaz, en una empresa de calzado en Córdoba.

Rigor y empatía

La valoración de los datos mensuales del paro se ha de hacer con rigor y empatía. Rigor para no hacer un uso torticero de las cifras en función de intereses subjetivos y empatía para no perder la referencia del sufrimiento de más de cuatro millones de españoles y casi uno de andaluces que siguen en las listas del desempleo. Hemos conocido esta mañana los datos de noviembre y arrojan una evolución favorable para Andalucía, que ha tirado del carro de toda España. De los 27.071 parados menos en nuestro país, 17.900 se registran en Andalucía, lo que significa que dos de cada tres desocupados menos tienen el origen en esta tierra. Los datos de la Seguridad Social son igual de concluyentes: Andalucía aporta 21.604 nuevos afiliados y ayuda a que el total nacional arroje 1.620 más. Sin este tirón andaluz, el número de ocupados habría caído en España en 19.986.

A la hora que escribo este texto aún no sé si el Partido Popular andaluz ha expresado o no su satisfacción por estos datos. No tengo mucha confianza. Sus dirigentes son especialistas en hablar sin rigor. Cuando los registros son buenos, la paternidad es del Gobierno de Mariano Rajoy y sus reformas; cuando no lo son, toda la culpa es de la Junta de Andalucía y Susana Díaz. Son así de simplistas y maniqueos. Hoy tampoco será una excepción y escucharemos argumentos falaces y oportunistas de boca de los voceros del PP. Y si la propiedad y la coherencia resultan incompatibles con la derecha, la empatía es que ni la conocen. Con el número de parados tan elevado que hay en España, no caben ni las fanfarrias ni el triunfalismo. Sólo queda poner toda la carne en el asador para dar respuesta al principal problema y preocupación de los ciudadanos y dejarse de tantas medallas, que además no les corresponden.

Donde no hay…

Para cualquier persona de buena fe el archivo judicial de la adjudicación de la mina de Aznalcóllar sería motivo de satisfacción. Por dos razones: la primera y fundamental, porque la puesta en marcha de esta actividad productiva va a significar mucho empleo y riqueza para una comarca que necesita esperanza; y la segunda, porque los empleados públicos y la Administración de la Junta han actuado conforme a derecho y con todas las garantías jurídicas. En política no se practica mucho la autocrítica. Lo mismo que se exigen responsabilidades cuando alguien es imputado, cuando se archiva el caso habría que tener altura de miras y responder con generosidad y coherencia. Los que tanto han criticado este procedimiento minero ahora deberían rectificar y asumir que se pasaron de rosca en sus ansías de desgastar al adversario político. Pero tristemente no ha ocurrido así. Ni Partido Popular ni Izquierda Unida ni Podemos han estado a la altura y no han reconocido sus excesos verbales. Pese al carpetazo judicial, han preferido el sostenella y no enmendalla. Les importa poco haber puesto en riesgo miles de puestos de trabajo, haber denigrado a empleados públicos o haber manchado la confianza de Andalucía como tierra para invertir con seguridad. Y es que donde no hay… Allá ellos. Lo importante es lo que representa la apertura de la mina: una oportunidad para crear empleo y dinamizar esa comarca de Sevilla y, por tanto, ayudar a la recuperación económica justa que defiende el Gobierno que preside Susana Díaz.

Foto.– La presidenta de la Junta, en una visita a Aznalcóllar tras haberse adjudicado la apertura de la mina.

Construcción sostenible

El Gobierno de Andalucía acaba de recibir el premio Regiostar por la Comisión Europea por su Programa de Impulso a la Construcción Sostenible (PICSA). A principios de 2014, el Ejecutivo que preside Susana Díaz, apostó por la reactivación de un sector terriblemente afectado por la crisis económica en España. Era necesario recuperar la construcción desde una perspectiva sostenible y radicalmente distinta al modelo especulativo de los años de la burbuja inmobiliaria. Se abría una oportunidad que había que aprovechar para dinamizar el empleo en el sector mejorando la eficiencia energética del parque de viviendas de Andalucía. Y no sólo se puso en marcha el plan reconocido por la UE, sino también un instrumento para el medio y largo plazo como el Plan Integral de Fomento para el Sector de la Construcción y Rehabilitación Sostenible de Andalucía con el horizonte de 2020.

El programa de construcción se puede calificar de éxito en virtud de los resultados de las dos convocatorias, superando las previsiones iniciales:

  • Se han movilizado casi 258 millones de inversión.
  • Se han creado/mantenido 20.000 empleos.
  • Se han llevado a cabo casi 40.000 actuaciones.
  • Se ha ahorrado el equivalente a la energía consumida por 2,2 millones de bombillas.
  • Se han sumado más de 8.000 empresas colaboradoras.

El buen funcionamiento de este programa es compartido por las empresas colaboradoras y los beneficiarios. Más del 70% de los empresarios señalan su contribución al desarrollo del sector y a la generación o mantenimiento del empleo. Otro dato que avala el programa es que cerca del 97% de los beneficiarios ha recomendado o recomendaría a otros usuarios para acometer medidas de mejora en sus viviendas porque la actuación ha mejorado el grado de confort o calidad de vida. Y el buen resultado que ha tenido esta iniciativa del Gobierno andaluz es que el 91% de los beneficiarios lo valora muy satisfactoriamente. Es, por tanto, un modelo a seguir, tal y como ha reconocido la Unión Europea a través del premio Regiostar.

Abuelos

Informe Educo

Hay situaciones que se saben y que están a la vista pero cuando se presentan estudios con estadísticas nos sorprende la profundidad de la realidad. ¿Quién no era consciente de que muchos abuelos están ayudando a sus hijos y nietos durante esta crisis? No deja de ser una pregunta retórica porque cualquiera de nosotros conoce casos directamente en su familia o en su entorno de amistades más cercanas. Se ha difundido un trabajo de la ONG Educo que sitúa en el 80% el número de abuelos que tienen que apoyar económicamente a sus descendientes. Este porcentaje se ha multiplicado por cuatro: hace cinco años sólo un 20% de mayores tiraban del carro de sus familias. La aportación media asciende a 290 euros mensuales. El informe recoge también que más de la mitad de los abuelos (un 57%) sostiene que su situación y bienestar personal han empeorado por las dificultades económicas de su familia. Por eso, los que hablan tan alegremente de recuperación económica tendrán que explicarnos a quién está beneficiando. Está claro que los síntomas de mejoría no llegan a los hogares de las clases medias y trabajadoras. De momento, el respiro se percibe en indicadores macroeconómicos y no en el día a día de la inmensa mayoría de la gente. Desde la Moncloa se ven muy lejanos los problemas de la gente. La crisis, por desgracia, aún no es historia. Por mucho que se enfaden Rajoy y el ministro Montoro y diga lo que diga la propaganda con fanfarrias del Partido Popular.