Al abordaje

En todas las cadenas de radio y televisión se produce cambios en elenco de colaboradores y tertulianos al comienzo de cada temporada. En esta línea, Canal Sur ha arrancado el nuevo curso con nuevas incorporaciones y un buen número de salidas de las mesas para el comentario de la actualidad. Hasta aquí todo normal e incluso lógico. Se empieza una nueva etapa, con cambios en la cúpula de la empresa pública, y hay que dar otro aire y otra impronta a los equipos de opinadores. Canal Sur se había caracterizado hasta la fecha por un medido equilibrio de voces de toda orientación política para garantizar el necesario pluralismo en una cadena pública.

Esta dinámica, que daba cumplida respuesta a las exigencias del marco normativo andaluz y que enriquecía el debate con distintos puntos de vista, ha saltado por los aires. Los nuevos rectores de Canal Sur (antes la nuestra, la de todos, ahora la de ellos, las derechas) han configurado una nómina de tertulianos con abrumadora presencia de hombres y mujeres de perfil conservador. Han incluido también nuevas caras más progresistas y mantenido algunos de los colaboradores de antes para dar una supuesta pátina de apertura y pluralismo.

A la hora de configurar los participantes en las tertulias de actualidad se observa ya la conformación de bloques monolíticos que les dan garantías al Gobierno de PP y Cs, junto a sus socios de la extrema derecha, en las franjas de más audiencia y se remiten los perfiles más librepensadores a los programas con menos seguimiento por parte de los andaluces. Todo esto ocurre por generación espontánea y sin ninguna indicación política desde el Gobierno de las derechas… Decisión profesional. (Es ironía).

En definitiva, los que cortan ahora el bacalao en Canal Sur han entrado a las bravas tirando por la borda las exigencias de objetividad, neutralidad e independencia para un medio público. Esto recién llegados al puente de mando… lo que nos quedará por ver y sufrir cuando hayan tomado el dominio de la nave.

PD.- En término periodísticos, tiene todo el sentido que Canal Sur Radio arranque su temporada con una entrevista al presidente de la Junta. Nada que objetar. Lo que ya parece un exceso es que al día siguiente se le de otra media hora en los micrófonos al vicepresidente. Gobierno sólo debería haber uno y al hablar Moreno Bonilla lo hace por boca todo el Ejecutivo. La presencia de Juan Marín un día después sólo demuestra que los de Ciudadanos exigen su cuota de antena y que en San Telmo conviven dos facciones políticas. Y que el pluralismo ha salido por la ventana con la llegada de las derechas.

Foto.– Junta de Andalucía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s