El vodevil del trifachito

El Gobierno de las derechas de Andalucía se deshilacha. En poco más de 100 días ya acumula seis bajas, una circunstancia inédita en la historia de nuestra autonomía. Los popes de Partido Popular y Ciudadanos se vanaglorian de la supuesta fortaleza de un ejecutivo de perdedores en el que no se fían unos de los otros y que cuenta ya con seis caídos en tan reducido margen de tiempo. Desde que echara a andar el 22 de enero hasta seis altos cargos han tirado la toalla a las primeras de cambio:

11/02/2019.- Dimite Alberto García Valera como consejero de Hacienda. Alega problemas de salud. 22 días en el puesto.

12/02/2019.- Dimite Elisa Fernández Vivancos como delegada provincial de la Consejería de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local en Granada. El motivo: era la responsable del gabinete jurídico de la Junta en el caso Nevada y su (incorrecta) actuación provocó una indemnización millonaria a Tomás Olivo en el ‘caso Nevada’. Tras ser apartada de ese puesto, se enroló en el bufete de uno los abogados del promotor. Apenas 24 horas en el puesto.

29/03/2019.Miguel Luis Guijarro renuncia como delegado de Empleo y Economía en Málaga al conocerse que tenía sociedades pantalla en Panamá. Estuvo un mes y 17 días en el puesto.

07/05/2019.- Isabel Álvarez Carmona causa baja como directora general de fondos europeos. La decisión no salta a la luz pública hasta diez días después. La afectada recoge su despacho alegando problemas personales. No permaneció en el puesto ni tres meses: llegó al mismo el 12 de febrero.

16/05/2019.- Presenta la dimisión Pilar Ariza como secretaria general de Universidades. La renuncia se produce tras ser desautorizada públicamente por el consejero de Economía previa denuncia socialista sobre la intención de ésta de suprimir las bonificaciones a las matrículas universitarias. Ha estado en el puesto tres meses y cuatro días.

21/05/2019.Antonia Morales se marcha por “motivos personales” la delegada territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Almería. Tres meses y nueve días en el cargo.

En términos estadísticos tenemos una dimisión cada quince días del escasísimo tiempo en que ha gobernado. El trifachito actúa como en una comedia de enredo: sus protagonistas entran por una puerta, salen por otra y se quedan poco tiempo en el escenario. Una dinámica de récord.

Foto.La Opinión de Málaga. Juan Marín (Cs) y Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), vicepresidente y presidente de la Junta de Andalucía.