Falsos hitos

El diccionario de la Real Academia Española define adanismo como el “hábito de comenzar una actividad cualquiera como si nadie la hubiera ejercitado anteriormente”. El Gobierno de las derechas en Andalucía saca ahora pecho porque “por primera vez” se van a cubrir por concurso público las direcciones de determinadas agencias, sociedades mercantiles, fundaciones y demás entes públicos instrumentales, entre los que se citaba en los medios de comunicación al Centro Andaluz de las Letras. Se da la circunstancia que tanto para el CAL (BOJA 223, 21 de noviembre de 2016, páginas 48-50) como el Centro Andaluz de la Fotografía (BOJA 222, 18 de noviembre de 2016, páginas 181-183), ambos adscritos a la Consejería de Cultura, ya se procedió en 2016 a ocupar su dirección mediante concurso público. Así, el periodista y escritor Juan José Téllez continuó al frente del CAL por méritos, capacidad y con transparencia, y al CAF se incorporó Rafael Doctor.

Pero cuando llegó el trifachito a la Junta, Téllez fue despedido de forma fulminante pese a que tenía contrato hasta 2021. Esta medida tan drástica fue por razón de ideología. En los pasillos de la Consejería y la Agencia de Instituciones Culturales tronó la voz de un alto cargo bendecido por las altas esferas del PP: “Lo echamos por rojo”. Así entiende la derecha el mérito y la capacidad. O eres de los míos o te corto la cabeza.

El trifachito tira de propaganda y determinados altavoces replican sin contrastar: el concurso público era ya una forma habitual de dotar vacantes en la anterior etapa socialista. Por tanto, ni han vuelto a descubrir la pólvora ni incorporan nada nuevo a la gestión autonómica por mucho que quieran venderlo todo como “hito histórico”. Este adanismo exacerbado sólo pretende disfrazar la buena herencia recibida. Tenemos en la Junta un frente de las derechas, con el apoyo inestimable de la ultraderecha, que se dedica al montaje para ponerse medallas… son los galones de la mentira. No dan más de sí.