La austeridad según Ciudadanos

Decían que venían a regenerar la política y lo primero que han hecho es subirse el sueldo. La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, segunda autoridad de la comunidad autónoma gracias al apoyo de la extrema derecha, se ha estrenado en el cargo con muy malos modos y con un aumento de sueldo a su segundo de a bordo que produce bochorno. Nada menos que un incremento de 20.000 euros anuales a su director de gabinete, quien con este generoso óbolo cobrará más que el presidente de la Junta y cualquier miembro del Consejo de Gobierno. La gracia de Bosquet a su colaborador hará que sus ingresos superen incluso a los de los diputados elegidos por los ciudadanos en las urnas. Para todo el personal del gabinete el presupuesto anual en esta legislatura se dispara a 198.000 euros, 15.000 euros más que el anterior cuando presidía la Cámara el socialista Juan Pablo Durán. Esta decisión no se sostiene y la presidenta del Parlamento por vergüenza la debería reconsiderar y dar marcha atrás. Con el regalo que le hace a su colega hay familias enteras que tienen que vivir todo el año. La regeneración que prometía Ciudadanos y para la que han creado toda una vicepresidencia consiste en subir el sueldo a sus cuates. Dando ejemplo, señores Rivera y Marín, con el dinero de todos los andaluces. Como para fiarse de su retórica falaz.