Nos quieren tomar el pelo

El Gobierno de la nación se ha sacado un conejo de la chistera para no liberar el peaje de la autopista Sevilla-Cádiz. Pero nos hemos percatado del truco. No es de extrañar que el Ministerio de Fomento no dé una respuesta clara y concluyente sobre el fin de un peaje que se prolonga desde hace medio siglo y que está completamente amortizado por la concesionaria. Tanto marear la perdiz durante estos últimos meses obedecía a que no iban a satisfacer esta reivindicación histórica de los ciudadanos de estas dos provincias andaluzas. En 2019 acaba la última prórroga, que se firmó en tiempos de Aznar, y el ministro Íñigo de la Serna se descuelga ahora con un pacto de estado nacional sobre las autopistas de peaje. Una estratagema burda para diluir la decisión sobre la AP-4, no atender la demanda ciudadana e incumplir una vez un compromiso con esta tierra. Esta maniobra es una agresión en toda regla ante la que el Partido Popular de aquí, como siempre, calla y otorga. Nos quieren tomar el pelo… y no lo vamos a consentir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s