10 años

Este blog acaba de cumplir su décimo aniversario. Un tiempo en el que esta modesta bitácora me ha permitido expresar opiniones y reflexiones sobre la actualidad política, difundir mis gustos poéticos o contar alguna pincelada sobre los mejores momentos de mi vida personal o deportiva. Me he autoexigido en esta década dotar de contenido prácticamente a diario este blog, que no fuera un espacio muerto o sin actualizar. Así, he publicado 3.689 entradas (a razón de más de una al día). Un reto a veces difícil de conseguir y que me ha obligado a sacar un rato cuando no lo tenía. Aquí es aplicable el refrán de quien algo quiere, algo le cuesta. Ahora en mi nueva etapa institucional en la Consejería de Cultura ha aumentado mi agenda y cuento aún con menos tiempo para escribir. Cuando llegué a este nuevo destino político, me dijo un amigo de cuyo nombre quisiera acordarme, sólo recuerdo unas palabras sin rostro identificado, que no abandonara el blog. Lo he logrado en estos casi ocho meses como consejero, pero redoblando el esfuerzo y reduciendo los textos. Abro un periodo de reflexión y tengo que determinar que o cuelgo el cartel de “Fue bonito mientras duró, hasta siempre” o que sólo postearé cuando tenga un hueco o algo perentorio que comentar a través de esta ventana personal. Mientras que llega la decisión, quisiera dar las gracias a los que han pasado por esta página de opinión en estos diez años, casi 600.000 visitas (593.198 cuando redacto este texto). Ojalá pueda celebrar otros diez años más. El desafío a día de hoy me desborda.