Peaje

Se acerca el 2019 y llega la hora de la verdad sobre el levantamiento del peaje de la AP-4 entre Sevilla y Jerez. El Gobierno de Mariano Rajoy no tiene ninguna excusa para prorrogar una vez más la concesión de la vía, que sufrimos desde 1972. Las empresas que han explotado la autopista han amortizado con mucho su inversión. Pese a todo, año tras año sigue subiendo la tarifa: en 2018 los usuarios tendrán que abonar un 2% más. Son insaciables y van a exprimir el limón hasta el último día. Esperemos que el Ejecutivo del PP no tenga la tentación de mantener este castigo confiscatorio para los andaluces y todos los que transitan por este trazado. Nadie entendería otra decisión que no signifique su reversión a la gestión pública y su apertura como vía gratuita. El Ministerio de Fomento está entre la espada y la pared. En Andalucía vamos a estar muy vigilantes para que no reincidan en su error y en 2019 quede la autopista liberada de tan longevo peaje.