Abonados a la mentira

Sin complejos y con desahogo. Los hechos son contumaces y fidedignos, aun así los dirigentes del Partido Popular son capaces de retorcerlos intentando confundir a la opinión pública. La presidenta de la Junta de Andalucía hace pública una visita institucional a Bruselas a finales de noviembre, y al día siguiente el jefe de la oposición copia la iniciativa y dice que él también irá durante este mes. Y es ya el segundo año consecutivo que se pone a chupar rueda en la capital europea. La secuencia y el orden de los acontecimientos están al alcance de cualquiera: Susana Díaz lo anuncia el día 2 en un acto con el Consejo Económico y Social y veinticuatro horas después lo hace el PP andaluz a través de unas declaraciones en fuentes a la agencia Europa Press. Sin embargo, para el PP andaluz la verdad es moldeable como la plastilina. Hoy se descuelga su número dos, Dolores López Gabarro, diciendo que Susana Díaz va a remolque de su jefe, Juan Manuel Moreno Bonilla. Y encima ni se ruboriza ni le produce ningún pudor una afirmación que atenta frontalmente contra la realidad. Una actitud que denota que se sienten muy a gusto haciendo política desde la mentira, la manipulación, la tergiversación y el enredo. Este asunto del viaje a Bruselas es menor pero refleja esa vis falsa que caracteriza todo lo que hace al PP.