Hechos, queremos hechos

A buenas horas… El Gobierno se da cuenta ahora de que Andalucía “merece otra financiación”. Mucho han tardado en caerse del caballo. El sistema actual está caducado desde 2014 y Mariano Rajoy ha ido retrasando su obligación legal de renovarlo por mera razón de tacticismo electoral. Desde la Junta de Andalucía se ha venido reclamando de manera insistente un nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas porque la aplicación sectaria por parte del PP del actual ha supuesto que esta tierra haya dejado de recibir más 5.500 millones de euros hasta 2015… y los que se siguen acumulando hasta la fecha. Llega tarde el deseo de rectificación del Gobierno de la nación y, sobre todo, carece de credibilidad. En la última conferencia de presidentes, celebrada el 13 de enero de este año, hubo un acuerdo entre la Administración del Estado y las autonomías para aprobar este mismo ejercicio el nuevo sistema de financiación. Han transcurrido ya diez meses, llevamos tres años de retraso y estamos prácticamente en la casilla de salida. No hay ningún avance. O dicho de otra manera: estamos ante un nuevo incumplimiento del Gobierno. Ya no queremos más promesas, queremos hechos.