Ley del cine

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado hoy el proyecto de ley del Cine, dando así se da cumplimiento a un compromiso de la presidenta Susana Díaz y remitiendo al Parlamento una ley de vanguardia, la más avanzada en España. Es un texto que garantiza financiación, que define un modelo de desarrollo económico y social de la industria del cine y establece un marco estable de relación con el sector cinematográfico y audiovisual con el que se ha trabajado y consensuado esta ley. El cine es una gran oportunidad para Andalucía: la industria cinematográfica (y audiovisual) es una actividad clave, no sólo desde el punto de vista cultural, sino también en el económico. Por un lado, el cine genera y difunde cultura. Por otro, es riqueza, dinamiza la economía y se ha de convertir en una de las bases del crecimiento económico de Andalucía. El cine genera empleo cualificado y de calidad, es una industria sostenible, proyecta una imagen de Andalucía innovadora, competitiva y de vanguardia en el escenario mundial y establece sinergias fundamentales con otras industrias estratégicas como la turística. El cine atrae turismo cultural, que es el que segmento que más ha crecido en 2016 dentro del turismo de nuestra comunidad. Tres de cada diez turistas que vienen a Andalucía lo hacen por su cultura, por su programación cultural o por su patrimonio. Un patrimonio que podemos hacer llegar a cualquier rincón del mundo a través del cine (o series de TV, caso de Juego de Tronos).

Son los datos los que avalan la importancia que tiene este sector para nuestra tierra, unos datos que datos que justifican esta ley. Contamos con unas 1.400 empresas en el audiovisual en general. En cine y TV, 625. Empresas que generan unos 10.000 empleos directos y unos 20.000 indirectos. Hay 561 salas de cine, que atrajeron a 15,5 millones de espectadores y que recaudaron 85 millones de euros. Otro dato muy relevante que pone de manifiesto el impulso que ha experimentado el sector del cine en Andalucía es el número de rodajes: el año pasado se alcanzó un nuevo récord. 1.336, según datos de Andalucía Film Comission. Rodajes que generaron un impacto económico de 118 millones y más de 15.000 contratos. Hay en esta comunidad un sector competitivo con mucha capacidad de crecimiento, con profesionales cualificados, empresas de primer nivel y con escenarios naturales y patrimoniales únicos. Pero tenemos, quizá lo más importante, el talento. Un talento premiado y reconocido en España y también a escala internacional.

Esta ley nace con el objetivo de acompañar y ayudar el sector, facilitando la producción, distribución y exhibición cinematográfica y audiovisual de calidad, fomentando los rodajes, garantizando la proyección de los productos cinematográficos andaluces, reforzando la internacionalización del cine andaluz, haciendo un cine accesible y comprometido con la igualdad de género y de oportunidades y promoviendo la educación en materia de cine en las escuelas y la formación profesional.

Foto.- El que suscribe durante la presentación del proyecto de ley en rueda de prensa.