¡Qué espanto!

octubre 16, 2017

Cómo duele ver Galicia ardiendo por los cuatro costados, cómo duele la pérdida de vidas humanas por un desastre que con casi toda seguridad ha sido provocado, cómo duele la destrucción de la naturaleza. La inmensa mayoría de los fuegos se produce por la acción del ser humano, bien por negligencia o bien con intencionalidad malsana. Que se hayan declarado 132 fuegos en el transcurso de unas pocas horas sólo se explica desde la acción de desalmados que atentan contra nuestro patrimonio natural. No tiene otra explicación por mucho que las condiciones climatológicas no acompañaran y la regla devastadora de los tres treinta se cumpliera: más de 30 grados, vientos de más de 30 kilómetros por hora (Galicia sufrió los coletazos del huracán Ophelia) y un humedad por debajo del 30%. Ahora toca apagar el fuego, luego perseguir sin descanso a los responsables materiales de esta tragedia natural y a continuación vendrá la exigencia de explicaciones a las autoridades políticas. Este desastre lo tienen que pagar quienes lo han causado, estos terroristas ambientales no se pueden ir de rositas, les debe caer todo el peso de la ley. Se pone en riesgo vidas humanas, las expectativas de muchas familias y el futuro de este país. Por eso, ha salido el pueblo gallego a las calles gritando un enérgico ¡Basta ya! Un clamor al que nos tenemos que sumar solidariamente todos y todas.

Fotos.Faro de Vigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s