40.000 millones que se esfuman

El Gobierno de Mariano Rajoy renuncia a 40.000 millones del rescate bancario y no se inmuta siquiera. Una dejación de funciones que sonroja a cualquiera y que a la derecha patria le resbala sin pudor. Entretanto, el Ministerio de Hacienda hace de perro de presa de comunidades autónomas y corporaciones locales limitando su posibilidad de hacer políticas que benefician directamente al ciudadano. Un auténtico contradiós tanta benevolencia del gabinete del PP con las entidades financieras que han gestionado rematadamente mal, despilfarrando y me quedo corto el dinero de todos, cuando es tan estricto e injusto con las administraciones que gestionan los servicios públicos y protegen el estado del bienestar. El óbolo del Gobierno a la banca es 10.000 millones mayor que el presupuesto de la Junta de Andalucía para 2017. Cuánto se podría hacer con tanto dinero en sanidad, educación, dependencia, empleo o cultura. Pero Rajoy renuncia con negligencia a tantos recursos públicos. Insoportable.