Contra Andalucía

El Partido Popular ha celebrado entre ayer y hoy unas jornadas con el rimbombante objetivo de evaluar los acuerdos de la Conferencia de Presidentes celebrada en enero. Al menos así lo anunciaba el delegado de la franquicia pepera en Andalucía. Allí mucho pimpampum contra Cataluña, mucho autobombo sin rubor y muy poco de los asuntos que preocupan a los ciudadanos. Juan Manuel Moreno Bonilla ha ido a la Comunidad Valenciana, sede de esta cumbre del botafumeiro, a asentir y a darle el ‘sí, bwana’ a Mariano Rajoy. El principal acuerdo de la Conferencia de Predidentes fue la aprobación antes de que finalice el año de un nuevo sistema de financiación (el actual está caducado desde 2014) que sea justo, igualitario y que conceda recursos suficientes para poder desarrollar los servicios públicos con equidad y calidad en todos los territorios de España. La intención del presidente del Gobierno es seguir mareando la perdiz todo el tiempo que pueda.

Sin embargo, en Andalucía hay una posición unitaria sobre la necesidad de que vea la luz ya una financiación justa y que no discrimine a esta tierra. Unitaria menos por el desmarque del PP, que como siempre se pliega a las consignas que le llegan de Madrid. Moreno Bonilla ha demostrado en Valencia una vez más su falta de arrojo. A esas jornadas ha acudido con vocación genuflexa, sin atender el clamor que existe en esta comunidad por el agravio a la que la somete el Gobierno de Rajoy. A la hora de defender esta tierra ante el castigo de su partido, Moreno Bonilla actúa como un ‘calzonazos’ político… Calla y otorga. Lo mismo que siempre ha ocurrido en el PP andaluz.

Foto.- elplural.com.