Andalucía, lo primero

Los socialistas andaluces siempre hemos puesto por delante Andalucía y lo que representa el legado conquistado el 28 de febrero. La bandera de esta tierra es la igualdad, nuestra posición no es nacionalista, sino socialista. Entendemos un desarrollo armónico de nuestro país, con cohesión social y sin desequilibrios. La gran movilización cívica y democrática por una autonomía plena, que simbolizan el 4 de diciembre de 1977 y el 28-F de 1980, sólo perseguía un principio básico e igualitario: no ser más que nadie pero tampoco menos. Esta visión es perfectamente compatible con las singularidades de otros territorios. Eso sí, los hechos diferenciales no pueden desembocar en desigualdad, las particularidades no pueden reivindicarse como privilegios. Queremos igualdad desde el respeto de la diversidad, superarando la visión reduccionista de los territorios y poniendo el acento en las personas. Los socialistas siempre hemos tenido vocación internacionalista, nunca hemos hechos política con fronteras, por eso el objeto de nuestra acción política son los ciudadanos, a los que tenemos que ofrecer seguridad e igualdad de oportunidades vivan donde vivan. Desde esta óptica, defender Andalucía es defender España, que ha de ser un país más atractivo, igualitario y que sin duda tiene mucho futuro. Defender Andalucía es la mejor forma de defender España.

Foto.- eldiario.es. Manifestación del 4-D en Sevilla.