Con alevosía y ‘estivalidad’. Así ha actuado el Gobierno de Mariano Rajoy anunciando un recurso contra la jornada de 35 horas semanales de los empleados públicos de Andalucía. Lo hace un viernes de mediados de julio cuando media España se encuentra de vacaciones. En esta comunidad, tras acuerdo con los sindicatos, se volvió a la jornada de 35 horas el 16 de enero de este año y seis meses después, y pese al soniquete incesante de la recuperación económica, el Partido Popular vuelve a recortar derechos de los trabajadores. No solo perjudican a los que verán aumentadas sus jornadas, sino que pone en peligro el empleo público que se había creado en Andalucía para cubrir dichas horas y desgastan unos servicios públicos en los que no creen. Muy del estilo del PP. Mucho discurso y fanfarria pero a la hora de la verdad sólo la pagan con los de siempre: los trabajadores y los que necesitan unos servicios públicos para estar en igualdad de oportunidades. Así se las gasta la derecha.