Reacción digna

Los periodistas empiezan a estar hartos del estilo que impuesto la administración Trump. No están los profesionales de la información para recibir presiones o indicaciones sobre cómo hacer su trabajo. Su labor es contar los acontecimientos con neutralidad y misión de servicio público. Lo que hace la portavoz de la Casa Blanca no es más que limitar un derecho constitucional con la libertad de información. Y por eso me parece muy digna y oportuna la reacción de Brian Karem, corresponsal político de The Centinel, ante la intromisión de Sarah Huckabee en el quehacer periodístico. Si no se defiende lo que se hace desde el rigor y la profesionalidad, nadie será respetado un gabinete Trump con ínfulas autoritarias.