Sólo ego

junio 14, 2017

Resultado esperado: fracasó de la moción de censura de Podemos. Dos días de fuego cruzado, de show y sobreactuación por el frente morado y defensa numantina por el frente de la gaviota. Eso sí, con nula incidencia en la vida de los ciudadanos. Mariano Rajoy, gazapo para la posteridad aparte, vendiendo los mundos de Yupi, y Pablo Iglesias derrochando retórica huera y sin explicar cuál es su proyecto de gobierno. Duelo baldío y estéril. Salvo sus correligionarios, nadie quiere a Rajoy como presidente pero tampoco Iglesias despierta pasiones más allá de los suyos. Podemos ha malgastado munición por la ansiedad y la soberbia de su jefe, le ha brindado la oportunidad al presidente del Gobierno de salir victorioso. La moción era una estratagema para interferir en la primarias del PSOE y recuperar parte del protagonismo perdido en la oposición. Si hubieran querido sacar al político gallego de la Moncloa, habría negociado la moción con otros grupos antes de presentarla. Sólo ha buscado sus minutos de gloria. Cuesta digerir un discurso de casi tres horas dedicado al lucimiento personal. Y mirando su ombligo le ha dado aire a Rajoy, quien hace ya más de un año, desde marzo de 2016, podría estar en los bancos de la oposición si Podemos no hubiera pensado sólo en el sorpasso al PSOE. Esta fallida maniobra ha sido simplemente un derroche de ego por parte de Iglesias y Rajoy, vivito y coleando, fumándose un puro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s