Presión migratoria

junio 12, 2017

En lo que llevamos de año más de 3.800 inmigrantes han arribado a las costas de Andalucía. Este dato supone un incremento del 80 por ciento respecto a 2016. Pero no estamos hablando de números, sino de seres humanos que su juegan la vida por una expectativa de futuro mejor. Se demuestra, una y otra vez, que no existe frontera que contenga el hambre, las penurias o el miedo a la muerte por la guerra o el terrorismo. La costa andaluza se ha convertido en el segundo punto con más llegada de migrantes de la Unión Europea. Una realidad que nos debe hacer reflexionar. Sin embargo, vivimos demasiado ensimismados en nuestros problemas del primer mundo y no vemos la necesidad de recuperar la cooperación internacional y favorecer el desarrollo y la mejora de vida en los países de origen de la migración. Nadie quiere abandonar su hogar, sólo buscan oportunidades donde las hay. Ese anhelo no conoce límites.

Foto.- El País.

Anuncios