Sin plasma

mayo 31, 2017

Finalmente Mariano Rajoy tendrá que declarar en persona en el juicio de Gürtel el próximo 26 de julio. Los jueces han descartado la petición del presidente del Gobierno de hacerlo por videoconferencia, desmontando sus argumentos peregrinos para esconderse tras el plasma. Intentaba Rajoy zafarse del mal trago aduciendo la distancia y la falta de seguridad de la Audiencia Nacional. Paupérrimas razones para no dar la cara. Y como cualquier ciudadano tendrá que comparecer en la vista oral para contar lo que sepa. Acude como testigo y tiene la obligación de decir la verdad. Y no sólo eso, sino el deber ético y democrático de hacerlo. La decisión judicial ha caído como un jarro de agua en Moncloa y en la calle Génova y, por primera en democracia, un presidente en activo tendrá que declarar, eso sí como testigo, en una causa penal. Una causa que es uno de los muchos casos de presunta corrupción que acorralan al PP. Esa imagen del 26 de julio será de primera plana y hará mella en la ya muy devaluada reputación del partido de la gaviota.

Viñetas.- Miki&Duarte, en el Grupo Joly; Ricardo, en El Mundo; y Peridis, en El País.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s