La prueba del nueve

mayo 12, 2017

De los mismos que quieren una moción de censura en España para teóricamente desalojar a Mariano Rajoy… Podemos carga contra un concejal suyo por apoyar en Priego de Córdoba una moción de censura que ha desbancado al PP esta semana para situar a un socialista al frente del consistorio. La jefa de la franquicia morada en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha tirado de eufemismo para explicar la desautorización de su compañero y las posibles medidas disciplinarias por haber facilitado la llegada de la izquierda al sillón municipal: “Está fuera de la línea de Podemos“.

Esta actitud retrata la incoherencia del partido que dirige Pablo Iglesias Turrión:

Uno, ¿lo que plantean para España no les vale para el resto de instituciones? ¿No hay que combatir a la derecha? Queda claro que se mueven por oportunismo o conveniencia.

Dos, ahora se entiende la amenaza del número dos nacional, Pablo Echenique, de presentar una moción de censura contra Susana Díaz en Andalucía o los 80 días que bloquearon su investidura en 2015.

Tres, el profundo antisocialismo que mueve a los dirigentes de Podemos y muy especialmente en Andalucía.

Cuatro, la moción de censura nacional es sólo una añagaza para interferir en las primarias del PSOE. Entre otras cosas porque los números no dan, no hay mayoría alternativa posible. Sólo buscan la injerencia en la vida interna de otro partido.

En resumen, que no nos vendan motos que lo único que quieren es darle jaque mate al PSOE… y no lo van a conseguir.