No más insultos

mayo 11, 2017

Cuando se recurre al insulto es que se carece de argumentos y se da muestra de mucho nerviosismo. Los improperios y la descalificación personal se ha instalado como pauta de conducta del sector que apoya a Pedro Sánchez desde el fatídico 1 de octubre. Pero en las últimas fechas en el fragor de las primarias y el récord de avales recogidos por la candidatura que encabeza Susana Díaz el insulto y la intolerancia se ha disparado hasta límites insoportables.

Sábado. José Luis Ábalos, secretario general en la provincia de Valencia y miembro de la dirección del Grupo Socialista en el Congreso, llama ‘vendidos’ y dice que están a las órdenes de Rajoy a compañeros socialistas que no apoyaron el congreso exprés planteado por Sánchez. (Enlace)

Domingo. En Murcia, José Vélez, alcalde de Calasparra, llama “mafiosos” a los miembros de la gestora del PSOE y “faraona” a Díaz. (Enlace)

Martes. José Antonio Pérez Tapias, ex coordinador de Izquierda Socialista y ex candidato a la Secretaría General en 2014, llama ratas a sus compañeros del Comité Federal. (Qué manera de pronunciarse todo un decano de Filosofía y Letras).

Jueves. Miembros de la plataforma de Pedro Sánchez en León llaman “tonto del culo” al presidente Rodríguez Zapatero.

Un somero repaso de cuadros destacados afines al ex secretario general, pero las redes sociales son un caladero insufrible de palabras gruesas y agresiones verbales. Y al menos en dos casos, los de Ábalos y el regidor murciano, en presencia de Sánchez, que en lugar de reconvenir esos malos modos optó por otorgar callando. Cuando no se promueve el respeto, difícilmente se puede aspirar a unir y liderar. Esta es una escalada inasumible que sólo procede de una parte y que deja en mal lugar a los que reinciden con tozudez.