Con libertad

mayo 5, 2017

Ciertos analistas hablan con ligereza y mucho desconocimiento de la libertad de la militancia del PSOE. Quizá también contaminados por corrientes de opinión interna que ven al compañero que no es de su cuerda como menor de edad políticamente hablando. Esa concepción de los afiliados me resulta profundamente injusta y malintencionada. Los hombres y mujeres socialistas ejercen sus derechos en libertad y tienen una contrastada madurez y criterio políticos. Esos teóricos expertos que hablan desde sus púlpitos de superioridad y minusvaloran la capacidad de la militancia se equivocan y habría que pensar si lo hacen con intención aviesa. La persona que avala lo hace en ejercicio de su libertad y por decisión propia. Cuando esto se pone en duda, se la falta el respeto a la gente. Ha acabado el proceso de recogida de avales y cada cual ha firmado a favor de quien ha querido. He avalado a Susana Díaz por convicción y porque creo que es lo mejor para el PSOE y para nuestro país. Y como yo más de 63.000 compañeros y compañeras, que tienen hondas raíces socialistas y quieren un proyecto de cambio para ganar a la derecha. Quien cuestiona la voluntad de tanta gente es porque no conoce a los socialistas o simplemente pretende enturbiar un resultado récord de quien parte en primera posición con más de 6.000 avales de ventaja.