Reencuentro

marzo 27, 2017

Lo necesitábamos. Llevábamos unos meses con la moral frágil, con desazón y cierta tristeza, con un pellizco en el estómago y la mirada perdida en el horizonte. Lo necesitábamos. El PSOE necesitaba una catarsis. Y eso fue precisamente el acto de presentación de Susana Díaz como candidata a la secretaría general socialista. Fue el recuentro con nuestra historia, fue la reafirmación de un presente no exento de dificultades pero todas ellas remontables y la constatación de que la fuerza política que más ha contribuido al progreso de España tiene futuro. Un proyecto encarnado en la figura de Susana Díaz que siempre conjugará el verbo en primera persona del plural, un proyecto alejado del caudillismo y que no claudicará a los cantos de sirenas de los que quieren ocupar su espacio, un proyecto con ambición legítima de ganar para cambiar a mejor la vida de la gente, un proyecto con los valores de siempre y con respuestas nuevas, modernas e inclusivas. Lo necesitábamos, sí, lo necesitábamos. Un acto de emoción, ilusión y camaradería. Así vibra el PSOE, así se reivindica el PSOE.

Y tras leer y escuchar muchas cosas desde ayer hasta este momento, sólo quiere trasladar con humildad unas pocas apreciaciones.

1. No fue el acto de las viejas glorias, sino el del PSOE de ayer, hoy y mañana. Estaban todos los que han sido (Felipe González, Alfonso Guerra, José Luis Rodríguez Zapatero o Alfredo Pérez Rubalcaba, todos los que son (cuatro presidentes autonómicos, alcaldes y alcaldesas y la inmensa mayoría de cargos provinciales) y todos los que serán o pueden ser. 9.000 militantes de base, con una amplísima representación de las Juventudes Socialistas. El auditorio era transversal e intergeneracional.

2. La militancia no es de nadie, tiene madurez y criterio propios y está donde quiere estar. Además, no comparto ese mensaje subrepticio sobre que los iconos del pasado restan. Nunca renegaría de mis abuelos o de mis padres, y lo mismo ocurre con la familia socialista: me enorgullece poder contar con ese enorme patrimonio moral y real que a través de la acción de gobierno ha hecho posible la modernización de España.

3. Susana Díaz no se aferra al pasado, lo valora y lo reconoce. Lo dijo con claridad: nos votarán por lo que hagamos y no por lo que hicieron Felipe y Zapatero. Compromiso y autoexigencia. No se trata de vivir de las rentas.

4. Defendemos un PSOE ganador y no acomplejado. El PSOE debe salir a ganar y no a pactar. El objetivo de cualquier partido tiene que ser ganar y no conformarse con pactar. Eso significa gobernar desde la victoria. Cuando se sale a empatar, se pierde. Esa afán de triunfo no cierra ninguna puerta a posteriores acuerdos. Este partido tiene que tener un proyecto propio, autónomo, reconocible y distintivo y no sindicar sus expectativas electorales o entregar la cuchara antes de competir.

 

Anuncios

Una respuesta to “Reencuentro”


  1. Reconozco la potencia del simbolismo del acto y la fuerza de Susana Diaz, muy bien. Pero yo no me enorgullezco de todo el pasado, lo acepto porque es mío y las equivocaciones también son compartidas,pero reconozco el error (espero) e intento aprender de el. No me gusta la prepotencia ni la seguridad aplastante. Se que eso no vende en ningun plano de la vida, pero tampoco soy vendedora – muy respetable por cierto- En fín bien, pero va poco conmigo. Espero todo el éxito del mundo y un punto de partida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s