Falso debate

febrero 3, 2017

El pensamiento conservador sale ahora en tropel contra el impuesto de sucesiones y donaciones. Ésta es una figura tributaria de titularidad estatal cedida a las comunidades autónomas y forma parte del modelo de financiación de los servicios públicos. Si tan pernicioso es este gravamen, ¿por qué el Partido Popular que contó con una mayoría absoluta durante cuatro años no lo eliminó? Lo podrían haber hecho con el mismo rodillo que aplicaron en esa etapa con otras normas y recortes. Sólo tenían que haber compensado a las autonomías por la pérdida de ingresos y hoy ya sería éste un asunto del pasado. Pero no lo hicieron y ellos tendrán que explicar el porqué. Cuando se pone al PP ante el espejo de esta contradicción, no alcanzan ni a balbucear una respuesta.

No se entiende esta ahora campaña auspiciada por el Partido Popular cuando es un impuesto que pagan los ricos. Un asunto que está llegando a los programas televisivos de la mañana con más desinformación que rigor y contraste de la realidad. Por eso, frente a los argumentos demagógicos o anecdóticos, propios de esta era de la posverdad, nada mejor que los datos. El comportamiento de este tributo en Andalucía en 2016 arrojan los siguientes resultados:

  • El 93% de las liquidaciones presentadas por herencias en Andalucía no tuvieron que pagar ni un céntimo
  • Si sólo tenemos en cuenta a las de parentesco directo, sólo pagaron este impuesto el 2% de los declarantes.
  • Sólo 459 contribuyentes presentaron herencias iguales o superiores a 800.000 euros, un 0,18% del total.
  • En Andalucía, se han ampliado las deducciones por la herencia de vivienda habitual para los descendientes directos y se establece también una reducción automática del 99% en herencias o donaciones de explotaciones agrarias para facilitar el relevo generacional en este sector clave de la economía regional.
  • Es una falsedad vincular las renuncias a herencias con la existencia del impuesto. En 2015, en la Comunidad de Madrid se produjeron un total de 4.120 renuncias y 6.829 en Andalucía. El motivo principal tras el fallecimiento se dejan más deudas que bienes. Esto tiene que ver con la burbuja inmobiliaria y las hipotecas a 40 años.
  • Además, cuando se hereda se pagan también otros tributos como el de plusvalías, que es de competencia municipal, y los gastos de notaría.

Dicho esto, se debe avanzar hacia una armonización fiscal para garantizar la igualdad de los españales y para que las autonomías mejor financiadas puedan reducir su presión fiscal haciendo competencia desleal o dumping a las CCAA que cuenta con recursos por debajo de la media.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s