Contra los que encanallan la vida pública

Hoy no me apetece escribir. Ando con la sangre caliente y es mejor en esos momentos morderse la lengua. Entiendo la política como un arte noble en el que desde distintas posiciones ideológicas se intenta transformar la sociedad, favorecer su progreso y posibilitar mejor calidad de vida para los ciudadanos. Un arte en el que no vale coger atajos para sacar ventaja. De un tiempo en esta parte, y muy especialmente en Andalucía, la derecha decidió encanallar el espacio público para ver si así conseguía gobernar en esta tierra. Su fórmula no fue otra que intentar destrozar al adversario, No le ha importado sembrar sospechas infundadas, pisotear el honor de personas íntegras y decentes, alimentar las prácticas más deleznables con tal de conseguir sus fines espurios. Ha llevado al extremo las enseñanzas de Maquiavelo: se han servido de los medios más arteros y repugnantes con tal de aniquilar socialmente al rival. No le ha importado producir un daño injusto a sabiendas con tal de arañar miserablemente un puñado de votos. ¿Qué más da el buen nombre y la reputación de las personas? ¿Qué más da el sufrimiento de las familias? Desde la derecha como deporte se mancilla, se pisotea y se zahiere a capricho sin pensar en el dolor gratuito que causan. Pienso en muchos compañeros y amigos, hombres y mujeres que han vivido y viven en sus carnes esta dinámica aberrante sin merecerlo. Muchos hoy ya pueden respirar porque todo fue un mal sueño, otros siguen viviendo una injusta pesadilla. Y hoy muy especialmente pienso en Miguel Ángel Soto, secretario de Organización de Comisiones Obreras en Andalucía, fallecido hace apenas diez. Ahora hemos conocido el archivo de una causa judicial por la que la derecha y todos sus altavoces lo atacaron ferozmente durante cuatro años. Me cuentan sus allegados que tenía el sinsabor de que su gente lo había visto en los telediarios y en la prensa como un delincuente sin razón alguna para ello. Este sobreseimiento le llega tarde por desgracia pero seguro que su familia lo agradece, y mucho, porque restituye el honor que algunos habían querido manchar. Los que encanallan o disfrutan con la carroña no estarán tan felices, pues que se les atragante.

Viñeta.– El Roto.

Andaluz

ANDALUZ
Luis Antonio de Villena

No me di cuenta al principio,
me fijé después porque le hablabas.
Y se iba y volvía, llevando cosas,
sonriéndote, con gracia desusada…
Vi entonces sus bellos ojos negros,
sobre la piel oscura, y la sonrisa,
que mostraba los dientes como flores blancas.
Y empecé a pensar: ¡Qué dulce aquello…!
Y daba vueltas por ese cuerpo justo,
oscuro, fino y joven: como silvestres cañas.
Y oía la voz al responderte, alada,
cantarina, inconsciente en su magia.
Después, ya abajo, en la soleada plaza,
pensé en los garzos ojos negros, y me vi
enamorado de un acento del sur:
Vivo, grácil, musical. Igual que quien hablaba.

Los 40 demenciales

La actualidad política contada con gracia a través de una lista de éxitos musicales. El bloqueo político y la eventualidad de unas terceras elecciones se abordan con el humor satírico que caracteriza a la factoría de Andreu Buenafuente. Unas risas frente a la tozuda y preocupante realidad que vive España.

El lobo y el cordero

He recordado esta fábula viendo a los que se han lanzado como una jauría contra Pepe Griñán o Manuel Chaves, personas honestas y servidores públicos íntegros, tras el escrito de acusación de la Fiscalía por el caso de los expedientes de la regulación de empleo. El texto dice:

Miraba un lobo a un cordero que bebía en un arroyo, e imaginó un simple pretexto a fin de devorarlo. Así, aún estando él más arriba en el curso del arroyo, le acusó de enturbiarle el agua, impidiéndole beber. Y le respondió el cordero:

— Pero si sólo bebo con la punta de los labios, y además estoy más abajo y por eso no te puedo enturbiar el agua que tienes allá arriba.

Viéndose el lobo burlado, insistió:

— El año pasado injuriaste a mis padres.

— ¡Pero en ese entonces ni siquiera había nacido yo! — Contestó el cordero.

Dijo entonces el lobo:

— Ya veo que te justificas muy bien, mas no por eso te dejaré ir, y siempre serás mi cena.

Moraleja:
Para quien hacer el mal es su profesión, de nada valen argumentos para no hacerlo.

¡Ay, Arenas!

Nos hemos desayunado una noticia de El Mundo que relaciona al veterano Javier Arenas con los casos de presunta corrupción de Jaume Matas investigados por la Justicia. Lleva este diario un par de días avanzando el pacto que pretende alcanzar el ex presidente balear con la Fiscalía para evitar más prisión a cambio de ofrecer información sobre la larga ristra de asuntos turbios que tiene pendientes. El periódico, que está dosificando la información en entregas, ya había anunciado que un dirigente de los gordos de la dirección nacional del Partido Popular se vería implicado por sus revelaciones. Hoy ya lanza en portada el nombre de Arenas como la persona que le organizó a Matas una reunión con el ex tesorero Álvaro Lapuerta para el “amaño”, según se dice en la información, del concurso para construir el gran hospital público de las islas. El señalado lo niega todo. Llevaba un tiempo relegado en una discreta segunda fila y vuelve al primer plano de la actualidad con una acusación cuando menos inquietante. Será Matas el que tendrá que demostrar lo que dice pero al político andaluz se le ha colado una china en el zapato. Veremos en qué acaba esta huida hacia adelante del ex presidente balear.

Mentira institucionalizada

La mentira en cualquier país de nuestro occidental representa un pecado capital que en política se paga caro. A la persona que es pillada en un embuste le cuesta el cargo. La exigencias democráticas y éticas de nuestros vecinos son mucho más altas que en España. Aquí no pasa nada. El Partido Popular nos tiene acostumbrados a maniobras arteras y las despacha con un desahogo que escandaliza a cualquiera con un mínimo de decencia política.

Ayer en el Congreso de los Diputados, en su comparecencia a la fuerza, el ministro de Economía nos brindó con naturalidad una versión de los hechos que contradecía la versión que había ofrecido el Gobierno, con el presidente en funciones en primera línea de fuego, por el fallido nombramiento de José Manuel Soria para el banco Mundial. Nos pretendían engañar el Ejecutivo y el PP con que la elección era fruto de un concurso público y que la persona seleccionada tenía que ser funcionaria. Pues ni una cosa ni la otra. Luis de Guindos reconoció sin empacho ante los diputados de la oposición que el nombramiento fue “discrecional”, un dedazo al ex ministro y amigo de Mariano Rajoy. No se le movió un músculo por el rubor.

Como tampoco se inmutaron, tras la renuncia de Soria ante el escándalo, por la designación exprés de un sustituto para el bien remunerado puesto que no era empleado público. En cualquier país de nuestro entorno el ministro después de esa comparecencia habría hechos las maletas y se habría ido a su casa. Esa respuesta honrosa no es moneda de uso corriente en España. Y así Rajoy y troupe viven instalados en la mentira porque no les pasa factura y no les supone ningún desgaste electoral. El PP ha institucionalizado la mentira como modus vivendi.

 

“La mejor”

Otro patinazo del agorero Mariano Rajoy. A quien bendice le llega el mal fario o lo cogen metiendo la mano donde no debe. Lo hizo con Jaume Matas, Francisco Camps, Carlos Fabra, Alfonso Rus o incluso Luis Bárcenas… y ya saben dónde están. Ahora le ha tocado el turno a Rita Barberá. El Tribunal Supremo ha abierto causa contra la ex alcaldesa de Valencia por presunto blanqueo de dinero por parte del PP, en una trama en la que ya está siendo investigado todo su equipo en su etapa de regidora. Respetando la presunción de inocencia, queda por ver si la palabra de Rajoy vale, cumple el pacto de regeneración democrática firmado con Ciudadanos para su investidura y le pide a su amiga Rita, “la mejor”, el acta de senadora. Ésa será la prueba del nueve para saber si el PP tiene voluntad real de combatir los presuntos casos de corrupción.

Comienza el curso

Más de un 1,8 millones de niñas y niños, el 96,1% en centros sostenidos con fondos públicos, comienzan esta semana el curso escolar. Hoy ya han vuelto a las aulas los de segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial y el jueves llega el turno para los de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. La educación es un pilar fundamental para el avance de las sociedades. Por eso, para el Gobierno de Andalucía, que preside Susana Díaz, constituye una prioridad desde la garantía de la igualdad de oportunidades y de un sistema que busca el éxito educativo del alumnado. Por eso, frente a los intentos de confundir, nada mejor que los datos:

  • En Andalucía no hay recortes. El presupuesto de 2016 para educación creció más de un 4% respecto al año anterior. En cambio, la inversión en esta materia ha caído del 4,9% al 3,9% de nuestro Producto Interior Bruto (PIB) desde que gobierna el Partido Popular en España, una disminución de unos 10.000 millones menos como consecuencia de las tijeras de Mariano Rajoy.
  • Se mantiene el mismo número de docentes en este curso en los centros públicos pese a la reducción del número de estudiantes. La plantilla está compuesta por 95.415 profesores, exactamente los mismos que el curso pasado, y en las aulas hay 14.277 alumnos menos a causa de la menor natalidad de los últimos años. Esto supone que la ratio media desciende.
  • Se apuesta por una educación de calidad. Se introduce una segunda lengua extranjera, en la mayoría de los casos el francés, siendo Andalucía la única que ha dado el paso en todos los centros, y se garantiza que los niños y niñas cuenten con profesores habilitados para esta asignatura. También se pondrá en marcha el Plan de Éxito Educativo 2016-2020 para mejorar el rendimiento académico y reducir las tasas de abandono escolar temprano.
  • Se preserva el apoyo a las familias. Andalucía es la única que ofrece la gratuidad total de los libros de texto y mantiene los servicios de comedor, aula matinal y transporte con bonificaciones para una inmensa mayoría de niños y niñas.
  • Se ha frenado la LOMCE. Además de recursos ante los tribunales, desde la Consejería de Educación se han puesto todos los medios a su alcance para mitigar los efectos perniciosos de la reforma educativa injusta y sin consenso aprobada por el PP.

Absoluto amor

ABSOLUTO AMOR
Efraín Huerta

Como una limpia mañana de besos morenos
cuando las plumas de la aurora comenzaron
a marcar iniciales en el cielo. Como recta
caída y amanecer perfecto.

Amada inmensa
como un violeta de cobalto puro
y la palabra clara del deseo.

Gota de anís en el crepúsculo
te amo con aquella esperanza del suicida poeta
que se meció en el mar
con la más grande de las perezas románticas.

Te miro así
como mirarían las violetas una mañana
ahogada en un rocío de recuerdos.

Es la primera vez que un absoluto amor de oro
hace rumbo en mis venas.

Así lo creo te amo
y un orgullo de plata me corre por el cuerpo.

No se quieren enterar

El Gobierno de Mariano Rajoy se ha salido con la suya. El ministro de Economía, Luis de Guindos, no dará explicaciones en el Pleno del Congreso de los Diputados sobre el nombramiento frustrado de José Manuel Soria para un cargazo bien remunerado en el Banco Mundial. Como mucho y perdonándonos la vida, a tenor del tono empleado por la vicepresidenta, informará haciéndonos un favor en su comisión parlamentaria. Sostiene Soraya Sáenz de Santamaría que el Gobierno no tiene que rendir cuentas al estar en funciones y al no haberle otorgado su confianza la Cámara actual. El argumento utilizado tiene trampa. Esa vía de escape valdría quizá para decisiones pertenecientes a otra legislatura. Ya veremos que falla el Tribunal Constitucional tras el conflicto planteado por el Congreso en la breve legislatura anterior tras las reiteradas espantadas del Ejecutivo. Pero el dedazo de Rajoy a Soria se ha producido en la vigente legislatura. ¿O es que este Gobierno por estar en funciones puede hacer y deshacer a su antojo sin control alguno del Legislativo? ¿Este escándalo trufado de mentiras difundidas hasta el propio presidente no merece un debate parlamentario? Piensan en el PP que siguen con su cómoda mayoría absoluta y tiran de soberbia y prepotencia para no dar la cara en la casa de la representación del pueblo español por sus graves errores y sus desmanes en la gestión. No se quieren enterar de que esto ha cambiado.