Doble rasero

Lo que antes era una traición a España ahora es un gesto de normalidad democrática. Los que clamaban contra todo aquel que se declaraba abiertamente independentista o se abrazaba al eufemístico derecho a decidir ahora pactan con ellos y lo publicitan con pecho henchido mientras los soberanistas intentan disimular el cambalache (nada es gratis en política). Es la tradicional doble moral de la derecha patria, que siempre aplica ese autoritario dicho de ‘haz lo que yo diga pero no lo yo haga’. El Partido Popular ya no le hace ascos al trueque con el nacionalismo periférico irredento. Los opinadores gráficos, con su atinada pluma, reflejan de forma certera este ejercicio de cinismo. Y es que a buen entendedor… pocas palabras bastan.

Viñetas.- Peridis (El País), Gallego&Rey y Ricardo (El Mundo) y Esteban (Grupo Joly).