Misterios de Bruselas

julio 8, 2016

Han pasado las elecciones del 26 de junio y han salido a relucir asuntos procedentes de Bruselas que comprometen al Gobierno de Mariano Rajoy. Las autoridades comunitarias se han cuidado mucho de perturbar las aspiraciones electorales del Partido Popular. Ahora, que ya se han contado los votos, la Comisión Europea ha iniciado el procedimiento para multar a España por el incumplimiento del déficit en los dos últimos años y exige nuevos recortes para conseguir el equilibrio de las cuentas públicas ya en 2016. En la capital europea han sentado especialmente mal los regalos fiscales realizados por Rajoy al calor de los comicios del pasado diciembre pese a los reiterados avisos para que no lo hiciera. Las consecuencias de las malas notas obtenidas por el Ejecutivo español se pueden resumir en una multa de hasta 2.000 millones de euros, la paralización inmediata de los fondos estructurales y un ajuste de entre 8.000 y 16.000 millones. Felicitemos a Rajoy por este gran servicio a nuestro país. Sus óbolos electorales lo pagaremos entre todos.

Y el segundo enigma que nos llega desde Bruselas es un informe fechado en enero que censura la investigación desarrollada por el Ministerio de Fomento sobre el accidente del Alvia en Galicia en julio de 2013, que se saldó con 80 muertes. Sostiene la Unión Europea que no se investigó de forma independiente y adecuada conforme a la Directiva de Seguridad Ferroviaria. El documento sobre este trágico siniestro ha visto la luz casi seis meses después de estar redactado. Una mano negra y mucha burocracia han retrasado su difusión. Quizá para evitar que este asunto molestara la campaña del PP se dejó el informe guardado en un cajón. Los familiares de la víctima ya han pedido la dimisión de titular de Fomento, Ana Pastor. El PP no quería ruido en la cercanía de la cita con las urnas.

Son los misterios que pasan en la corte de Bruselas: ahora como por arte de ensalmo se activan procedimientos y aparecen papeles que interesaban conocer de antemano a la opinión pública para decidir su voto con toda la información disponible. Un ardid de las altas esferas comunitarias que le ha venido muy bien al PP… Y Rajoy fumándose un puro tranquilamente.

Foto.- EFE. Rajoy, Pastor y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, en el accidente del Alvia, en los aledaños de Santiago de Compostela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s