Oscurantismo

mayo 21, 2016

El Gobierno de la nación permanece ausente en un asunto crucial para el futuro de España y del modelo de bienestar que hemos construido en el Viejo Continente: la negociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, el TTIP en sus siglas anglosajonas. Se avanza sin ninguna transparencia hacia un modelo perjudicial para el ciudadano que pone en riesgo los estándares de calidad de los servicios públicos, la protección social y medioambiental y los derechos de los trabajadores. Y por si fuera poco, se pretende reducir la soberanía nacional de los países en sus pleitos con las multinacionales y las corporaciones empresariales. El Ejecutivo de Rajoy, siempre tan patriota de boquilla, permanece mudo y de brazos cruzados mientras otros mueven los hilos por detrás. Y si no reacciona es porque el Partido Popular está de acuerdo con el modelo dañino que se pretende construir o porque no se enteran de qué va la vaina. No se trata sólo de cerrar la puerta al tratado o encerrarnos en la autarquía. El TTIP, si lo enfocamos desde una visión progresista que piense en las personas, podría suponer una oportunidad para una nueva gobernanza global que permita erradicar los paraísos fiscales, que regule los mercados financieros, que luche contra el calentamiento global, que garantice los derechos laborales de los trabajadores o que proteja la diversidad cultural. Sin embargo, por los derroteros que van estas negociaciones opacas, la oportunidad puede acabar en pesadilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s