Renuncia por razones comerciales

mayo 14, 2016

Pablo Iglesias parece que se mueve más por el marketing que por los principios. En la forma y en el fondo. Por fin, conocemos el nombre con que concurrirán a las elecciones del 26 de junio la alianza entre Podemos, Izquierda Unida y otras confluencias territoriales: Unidos Podemos. Lo han lanzado como si se tratara una campaña teaser (de intriga), con secretismo, intentando generar curiosidad o interés para atraer la atención de los medios de comunicación y, en menor medida, de los ciudadanos. Una técnica de publicidad comercial del má puro liberalismo económico, tremenda paradoja para los que se dan tantos golpes de pecho con los valores progresistas. Pero quizá lo más llamativo no es el continente, la estrategia de lanzamiento del producto, sino el contenido: la desaparición de la palabra izquierda de la nomenclatura electoral. Esta renuncia habrá tenido que doler, y mucho, en el seno de IU. Es que da la sensación de que se suprime la invocación a la izquierda como para disimular la verdadera identidad de la plataforma electoral constituida, para no mostrar la posición que ocupa en el espectro político. Iglesias ya no engaña a nadie con la disquisición entre los de arriba y los de abajo, sus movimientos lo han situado en las clásicas coordenadas de derecha e izquierda. Y si uno es de izquierda, que mayor honra, que decirlo a boca llena y no ocultarlo con tácticas de mercadotecnia.

Foto.- El Mundo. Julio Anguita y Pablo Iglesias, ayer en Córdoba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s