Despejando culpas

abril 1, 2016

Déficit España 2015

Siempre es bueno que haya niños para descargar sobre ellos las culpas. El ministro de Hacienda hizo gala ayer de este dicho popular y responsabilizó a las comunidades autónomas del incumplimiento del déficit para 2015. Cristóbal Montoro la tiene tomada con las autonomías y siempre escurre el bulto para no asumir sus errores. Así, no mostró el menor atisbo de autocrítica en la parte que le correspondía por el desfase de las cuentas de la Seguridad Social (acabó con déficit del -1,26% en lugar del -0,6% previsto). Tampoco una sola palabra sobre que es la Administración central la que acumula las tres cuartas partes del déficit total de las administraciones públicas al cierre del ejercicio pasado o de los efectos negativos de medidas oportunistas en año electoral. El ministro, con su habitual cantinela, haciendo que miremos el dedo (su obsesión con las CCAA) y no la luna (unas cuentas de la Administración central y la Seguridad Social más desequilibradas en su conjunto). Además, no todas las comunidades se han comportado por igual y los peores datos en términos relativos los presentan, por este orden, Cataluña, Extremadura, Murcia y Comunidad Valenciana, que disparan el déficit de la Administración regional al 1,66%, 0,96 puntos por encima del objetivo.

En descargo de todas las autonomías habría que decir:

  1. El Gobierno de la nación se reserva un objetivo del déficit más cómodo. Las CCAA (0,7%) tenían que hacer un esfuerzo cuatro veces mayor para ajustar sus cuentas que la Administración central (2,9%), sin contar la Seguridad Social (0,6%).
  2. El sistema de financiación autonómica perjudica a las autonomías más pobladas al recibir menos fondos de los que se necesitan para atender los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación, dependencia y protección social). Habría que haberlo renovado hace dos años y el Ejecutivo del PP se muestra insumiso ante lo que marca la ley.
  3. El gabinete del PP incumple su palabra e imputa a las CCAA el gasto asociado al tratamiento de la hepatitis C, pese a su anuncio con bombo y platillos durante la última campaña electoral. Esta maniobra dispara el déficit de las autonomías en 1.091 millones de euros. (Para Andalucía ha supuesto 200 millones de euros, bien empleados en mejorar la salud de los afectados por esta patología).
  4. Otra jugarreta de Montoro para perjudicar a Andalucía: el tajazo de 265 millones de la liquidación de 2013 que nos quitaron a finales del año pasado. Una injusticia que no han sabido explicar y Rajoy se comprometió a aplazar y fraccionar su pago. Luego demostró que su palabra no tiene valor.
  5. Andalucía cumple razonablemente con su compromiso de consolidación fiscal y es la cuarta comunidad, la tercera de régimen general, con menor déficit. Un esfuerzo que ha compaginado con el impulso de las políticas dirigidas al desarrollo económico, la revitalización de los servicios públicos fundamentales y la recuperación de derechos de los profesionales públicos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s