Giro al radicalismo

marzo 19, 2016

Que Pablo Iglesias haya designado a Pablo Echenique como secretario de Organización de Podemos en sustitución del defenestrado Sergio Pascual representa un giro hacia la izquierda más radical. Echenique pertenece a la facción anticapitalista de la formación morada, lo más parecido a la CUP catalana en el contexto político nacional. Con este movimiento desplaza a los sectores más templados y pragmáticos y le hace una pinza a su número dos, Íñigo Errejón, al que neutraliza de facto entre su núcleo de confianza y los sectores más extremistas.

Esta decisión tiene una lectura en la estrategia de pactos poselectoral. El rumbo que ha impuesto Pablo Iglesias dificulta sin duda la posibilidad de acuerdo con el PSOE para formar gobierno. La familia triunfante de la crisis de identidad de Podemos es nítidamente antisocialista. Lo comprobamos a diario en Andalucía con Teresa Rodríguez, compañera de tribu del flamante número tres y seguidora del dirigente jornalero Diego Cañamero, cuya acción política se resume en ir de la mano del Partido Popular para intentar impedir la acción del Gobierno que preside Susana Díaz. Los anticapitalistas se sienten más cómodos votando con el PP que buscando alianzas y puntos de encuentro con el partido del puño y la rosa.

La apuesta del líder morado supone en la práctica una declaración de intenciones: viene a decir nuestro enemigo es el PSOE, que no la derecha, y nos vemos en las elecciones repetidas del 26 de junio. Veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s