El entrenador

marzo 17, 2016

Pablo Iglesias es el entrenador de Podemos. Así lo ha dicho una de sus personas de confianza, Rafael Mayoral, para justificar el guillotinamiento del número tres, Sergio Pascual, en juicio (político) sumarísimo. El líder carismático, usando terminología marxista, hace y deshace a su antojo. Sin consultar con nadie, pone y quita, decide de acuerdo a su particular criterio y conforma la alineación que a él le parece. Eso estará bien para un equipo de fútbol, incluso para un regimiento, pero chirría que ésa sea la democracia interna que defienden estos supuestos próceres de la nueva política. De acuerdo con este modelo organizativo, los círculos se configuran como simple atrezzo, un escenario de cartón piedra para el lucimiento del ‘míster’ y nada pintan en la toma de decisiones. Pablo Iglesias derrocha un nuevo tipo de despotismo ilustrado: todo para los círculos, pero sin los círculos. El diálogo y la participación se quedan en elementos de discurso mientras la praxis en la formación morada dibuja un modelo vertical y dirigista, un sistema caudillista. En un tiempo récord, el secretario general de Podemos ha dejado al lado a la gente y ha impuesto la mesa camilla y los vicios de modelos desfasados y ya sepultados por la historia. A Iglesias se le está cayendo la careta y nos muestra su verdadero rostro.

Foto.El Español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s