El negro enero del PP

enero 27, 2016

El Partido Popular ha entrado en 2016 con mal pie. Lo suyo no está siendo una cuesta, se está enfrentando a todo un Everest. Enormes sobresaltos que cada día emborronan más su futuro. Lleva un mes negro en lo político, con un Mariano Rajoy atrincherado en la Moncloa y sin nadie con quien asociarse, y sitiado por casos de presunta corrupción, que le crecen como setas. Han transcurrido sólo 27 días de enero y tiene otros tres frentes de preocupación a añadir a los muchos ‘marrones’ que ya acumulaba:

1. Imputación. El PP se ha convertido en el primer partido en estrenar la condición jurídica de investigado, que es la figura que sustituye a la imputación en la nueva ley, por la destrucción a martillazos de los discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas. La formación y su actual tesorera, Carmen Navarro, tendrán que comparecer en el juzgado en febrero.

2. Acuamed. El juez cree que en torno a las adjudicaciones de la empresa de agua Acuamed, dependiente del Ministerio de Agricultura, existe una “organización criminal” para cometer “fraude” y la operación se saldó con 13 detenidos. En esta red implica a altos cargos de la empresa pública,  del propio Ministerio e incluso al número tres del equipo de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, además de directivos de las empresas beneficiarias de los contratos bajo sospecha.

3. Otro pufo en Valencia. Rajoy se desayunó ayer una nueva trama de posible corrupción en esa comunidad. Un jarro de agua fría en las previas de un intento de negociación con Ciudadanos para formar gobierno. La operación, relacionada con la empresa Imelsa, se saldó con una treintena de detenidos, entre ellos ex ilustres cargos del PP en el Ayuntamiento de la capital y la Diputación. Entre ellos, Alfonso Rus, ex presidente del PP valenciano y de la corporación provincial. Y quizá lo más preocupante para la formación de la gaviota es que la investigación de la Fiscalía anticorrupción señala, según los medios de comunicación, a la ex alcaldesa y hoy senadora Rita Barberá y el diputado y antes mano derecha de Francisco Camps, Gerardo Camps. Los que saben de la profundidad del escándalo lo comparan con Gürtel  y se persigue el cobro de comisiones por la adjudicación de contratos públicos para beneficio propio y presunta financiación del PP.

Vaya mesesito que llevan Rajoy y compañía.

Viñeta.Ricardo en El Mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s