Prejuicios

enero 16, 2016

A estas alturas a nadie le va a sorprender el clasismo de Celia Villalobos. Ya lo demostró con aquel rifirrafe agrio con su conductor o sus lecciones al futuro diputado Pablo Iglesias. Ahora lo vuelve a demostrar con su comentario sobre la apariencia física de los nuevos representantes públicos. El hecho de llevar traje y corbata no implica necesariamente higiene. Lo que sí trasluce su opinión sobre las raftas del diputado tinerfeño de Podemos es el prejuicio de la derecha a todo aquel que no se ajusta a sus parámetros y su visión excluyente de la sociedad. Que da cada cual vista como quiera o le guste. ¡Hasta ahí podíamos llegar! Este nuevo patinazo abunda en que esta dirigente del Partido Popular no es compatible con el nuevo tiempo que vive la política en este país. O dicho de otro modo: Mariano Rajoy tiene un problema por su desconexión y la de sus compañeros de viaje con la realidad de la sociedad española. Cuanto más tiempo la dejen en primera línea, peor para el PP. Ellos sabrán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s