Ala dura

julio 29, 2015

El dedazo ha vuelto a funcionar. En el Partido Popular usan como método de selección el cornetín. En la madrileña calle Génova el concepto ‘primarias’ ni está en su diccionario. Todos firmes que decide el presidente. Y Mariano Rajoy ha apostado por el ala dura. Tanto en Cataluña como en la Comunidad Valenciana ha puesto al frente a dos genuinos representantes de la derecha radical. Una decisión difícil de explicar y que supone renunciar al centro para aglutinar el núcleo más extremista del conservadurismo patrio. Como cartel para las elecciones catalanas ha optado por Xavier García Albiol, un dirigente que ha hecho de los mensajes xenófobos el eje de su política, muy al estilo de la ultraderecha francesa de Marine Le Pen. El objetivo de Rajoy: salvar los muebles y mantener presencia en el Parlamento catalán ante la debacle que pronostican al PP todas las encuestas para el 27 de septiembre. En la comunidad vecina, la apuesta para sustituir a Alberto Fabra es una conservadora aguerrida y de la vieja escuela: Isabel Bonig. Los estrategas del PP tendrán que explicar este timonazo. Tanto años, desde la época de Aznar, buscando el centro y vuelven a la casilla de salida incluso antes de alcanzarlo. Más allá del marketing, el partido que fundó Fraga siempre ha sido de derechas. Sin más apellido.

Foto.La Vanguardia. Rajoy y García Albiol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s