Que no venga Rajoy

Mariano Rajoy es el político peor valorado por los andaluces, según se constata encuesta tras encuesta. Aun así, el presidente del Gobierno ha capitalizado la campaña de su partido en las elecciones autonómicas y, como era de esperar, el PP ha recibido un severo castigo en las urnas. Al mal cartel de Rajoy se suman el rechazo a los recortes y el sufrimiento causado por las políticas crueles del Ejecutivo, el desprecio sistemático de la derecha hacia Andalucía y un candidato desconocido como Moreno Bonilla. Todo este cóctel da como resultado que el PP obtenga en esta tierra el menor respaldo ciudadano de los últimos 25 años. Los alcaldes populares han visto las barbas de Moreno Bonilla pelar y han puesto las suyas a remojar. Los regidores andaluces quieren una campaña sin romería de ministros y con su jefe Rajoy dedicado a otras comunidades autónomas. Saben que su presencia resta y se enfrascarán en una campaña propia, incluso relegando a la devaluada marca de la gaviota, en un intento desesperado de salvar los muebles. A ver cómo justifican ahora la ausencia de los miembros del Consejo de Ministros de las agendas electorales. Por la boca muere el pez…

Foto.El Confidencial.