Buen 2014

Con los datos del paro no conviene pasarse de triunfalismo ni de oportunismo. Existe un drama humano de una magnitud insoportable y no está la gente para ver cómo se lanzan las campanas al vuelo ni para que los partidos políticos se tiren los trastos a la cabeza. Se ha conocido la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2014 y Andalucía cierra un año positivo con creación de empleo y reducción del paro. Aun así sigue quedando más de un millón de personas fuera del mercado laboral y la prioridad de las administraciones, de todas, ha de ser redoblar sus esfuerzos para que la recuperación económica se acelere y se multipliquen las oportunidades de encontrar un trabajo.

El Partido Popular incurre sistemáticamente en el error de apuntarse las cifras buenas en esta tierra y culpar a la Junta cuando las estadísticas no mejoran. Otro mantra de la formación de la gaviota es que las políticas específicas desarrolladas por el Gobierno que preside Susana Díaz no funcionan. Es el tradicional discurso tremendista de la derecha. Pues a ver qué dicen hoy. Andalucía lidera la generación de puestos de trabajo en España. Los números hablan por sí solos:

  • El número de ocupados andaluces creció en 70.800 en los últimos tres meses de 2014. Más que España, cuyo incremento se situó en 65.100.
  • El año pasado el empleo aumentó en la comunidad autónoma fue de un 4,3% (110.900 empleos) y en España, del 2,5% (433.900).
  • En Andalucía desciende el paro en el trimestre en 233.00 personas y España aumenta en 30.100.
  • Andalucía es la única CCAA de España que tanto en el cuarto trimestre como en el año: aumentan los activos, aumenta el empleo y disminuye el paro.
  • En esta comunidad crece la población activa mientras que en el país baja.

Son datos para la esperanza que alumbran un 2015 mejor. Queda mucho por delante. Aquí y en España. En este país con 5.457.700 desempleados, 230.000 más que cuando llegó el PP a la Moncloa en 2011, no puede haber más prioridad que el empleo.