Francisco es distinto

noviembre 19, 2014

El caso de los curas pederastas de Granada, como otros tantos similares, resulta bochornoso. Sacerdotes que de forma sistemática abusan sexualmente de un menor desde su posición de poder, un escándalo que, según se desprende de la información difundida por los medios, se ha intentado silenciar desde el entorno de los presuntos violadores. Contrasta el manto ominoso con el que se pretendía tapar el caso con la respuesta rápida y ejemplar del papa Francisco. El sumo pontífice ha vuelto a demostrar que no comulga con los métodos y las rutinas de la vieja escuela católica. La petición de perdón le honra, y mucho, aunque no restará un ápice al sufrimiento del joven durante tantos años.

También debería animar el Vaticano al arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, a dar la cara y ofrecer su versión de los hechos más allá de una fría nota de prensa. Llama la atención el mutismo del prelado granadino con su dinámica habitual de opinar con fruición de los asuntos políticos. La Archidiócesis dice haber apartado a estas ovejas negras del ejercicio del ministerio sacerdotal por la gravedad de los hechos que se les imputan y con una causa judicial abierta para dirimir responsabilidades penales de ocho curas (cuatro por los abusos y cuatro por encubrimiento) y dos seglares. Medidas disciplinarias que se han aplicado por indicación de Roma. Está claro, y lo digo desde mi no militancia en este club, que Francisco es distinto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s