Fuga de talento

El Roto mete el dedo en la llaga. La crisis y la mala gestión que se está haciendo desde la ortodoxia neoliberal en Europa (y muy especialmente en España) han resucitado el viejo fantasma de la emigración. Muchos españoles, la mayoría de ellos jóvenes con una extraordinaria preparación, se están viendo obligados a hacer las maletas ante la falta de oportunidades en nuestro país. Hay un dato muy ilustrativo: desde 2012 han salido de España un 5% de nuestros jóvenes buscando en el exterior un empleo. El mayor éxodo en tiempos de paz que se recuerda. La cifra de la diáspora nos debería mover a una profunda reflexión y poner en marcha medidas que pongan freno a esta dinámica que nos descapitaliza como sociedad, que provoca una fuga de talento después de tanta inversión pública para su formación. En Andalucía, por ejemplo, la presidenta Susana Díaz está promoviendo un plan para el retorno de jóvenes emigrantes. Ése es el camino a seguir. Acción y no cruzarse de brazos a esperar que escampe. Quizá luego sea demasiado tarde y hayamos dejado escapar a la generación mejor formada de nuestra historia.

Viñeta.– El Roto, en El País.