Borrón y cuenta nueva

El Gobierno que preside Mariano Rajoy quiere hacer borrón y cuenta nueva con los dos años y nueve meses de nefasta gestión del Alberto Ruiz Gallardón como ministro de Justicia. No sólo han metido en la nevera su reaccionaria reforma de la ley del aborto, motivo de la dimisión, sino que el nuevo poseedor de la cartera, Rafael Catalá, quiere revisar las tasas judiciales. Una enmienda a la totalidad de la trayectoria ministerial de Gallardón. Nos ha dejado el otrora rostro moderado de la derecha patria un legado envenenado con las tasas, una medida que ha instaurado una justicia para ricos y para pobres. Al más puro estilo neoliberal, sólo quien puede pagar puede defender sus derechos en los tribunales. Se ha fulminado la igualdad de oportunidades en el acceso a la justicia y el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva. El flamante sustituto quiere desandar lo andado para el perjuicio de la mayoría y quiere modificar la contestada ley de tasas. Visto lo visto, más que dimitir lo tendría que haber destituido Rajoy. Ahora el presidente se desentiende de todo y le echa la culpa a Gallardón. Como para fiarse del jefe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s