Más de lo mismo

Decepcionante. Ese adjetivo define el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015 entregado hoy por el ministo de Hacienda en el Congreso de los Diputados. Estas cuentas son más de lo mismo. Ni inversión, ni empleo, ni cohesión social, ni lealtad institucional. Y además da la espalda a Andalucía y profundiza en el desmantelamiento del estado del bienestar. Son los presupuestos de la resignación ante una política económica fracasada, que quiebra la igualdad de oportunidades y que castigan a nuestra comunidad autónoma.

Frente al discurso triunfalista de Rajoy y su gabinete sobre la recuperación económica, las grandes líneas del presupuesto certifican que ni el propio Gobierno se cree la recuperación económica, no hay medidas de fomento de empleo y se mantiene un ajuste continuado en el gasto público y en los servicios fundamentales. El único objetivo es el control del déficit, y da igual cómo lo estén pasando miles de familias. El Gobierno de la nación sigue a pies juntillas las indicaciones neoliberales de Merkel. Así lo atestiguan las escuetas partidas que dedican al estímulo de crecimiento. Apenas destinará 700 millones en 2015 a estimular la actividad económica. Esta cantidad para el conjunto del Estado resulta ridícula, ya que sólo durante este año Andalucía ha movilizado más de 900 millones en medidas destinadas a la dinamización de la economía.

Es una legislatura perdida en materia de empleo. Según el escenario económico que ofrece el propio Ejecutivo de la nación, se habrán perdido esta legislatura 400.000 empleos y no se bajará de los cinco millones de parados. Además, se recortan en 4.100 millones las prestaciones por desempleo. Una reducción que desnuda la insensibilidad con los parados que agotan sus ayudas.

Un año más el Gobierno vuelve a castigar a Andalucía. Las inversiones previstas para el próximo ejercicio se sitúan en 1.958 millones, lo que representa el 17,4%, cinco décimas menos del peso de nuestra población. Desde que gobierna Rajoy hemos dejado de recibir 801 millones en inversiones en función de lo que representa la población andaluza. 742 millones en los tres anteriores presupuestos y 58,8 en el de 2015. Andalucía es la décima CCAA en inversión per cápita, igual que en los PGE de 2014. La comparativa entre los PGE del anterior Gobiernos socialista y el actual del PP evidencia que la derecha nunca apuesta por Andalucía. Son 2.202M€ menos de inversión media en la comparación del período 2008-2011 del PSOE frente a la etapa 2012-2015 de la derecha. Andalucía recibió el 17,7% de la inversión del Estado la etapa socialista y sólo el 16,1% en el mandato de Rajoy.

Otro dato negativo: asignan un 2,8% menos del fondo de suficiencia para 2015. En el ejercicio actual ya recortaron este fondo un 25,4%. Hemos pasado de los 667,39 millones de 2013 a los 483,9 para el próximo año. 183,5 millones menos de financiación para nuestras comunidad para demostrar que es posible otra política y una salida distinta de la crisis. Además, se congela el Fondo de Compensación Interterritorial respecto a 2014, pero con una dotación un 54,5% inferior que en la legislatura de Rodríguez Zapatero. Y no se revisa la aplicación de los fondos de convergencia, obligarán a Andalucía a devolver 426 millones el próximo. La derecha se caracteriza por poner chinitas en el camino de esta tierra.

En definitiva, Andalucía sale peor parada en los presupuestos del año que viene y ya estaba penalizada por parte del Gobierno en las tres últimas cuentas. Y todo porque la derecha sigue viendo a esta autonomía como un territorio por el que no merece la pena aportar. Se necesita un Gobierno de la nación con sensibilidad y que crea en las potencialidades de esta tierra. Está claro que la derecha ni quiere ni cree en esta comunidad. Lo demuestra en todas y cada una de sus decisiones.