Como en Casablanca

Angela Merkel se ha despedido de Mariano Rajoy como Humphrey Bogart del sargento Louis en la película Casablanca. Que dice la canciller que estas horas con su homólogo español constituyen el comienzo de una “gran amistad”, que serán inolvidables, que “ha habido un ambiente especial”. En fin, que se va la jefa de la Unión Europea contenta con su aventajado discípulo hispano y dándoles palmaditas en la espalda por su disposición a hacer más recortes (él los llama reformas) a costa del sufrimiento de sus conciudadanos. Merkel se va “conmovida” y se lleva un recuerdo “para toda la vida”. Los que nos vamos a acordar bien de esta jornada tan íntima de los dos mandatarios somos los españoles porque el Gobierno de la nación nos va a dar unos cuantos tijeretazos más en derechos y libertades que nos van a conmover de verdad… para mucho, mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s