Antídoto contra el pesimismo

El barómetro del CIS nos mide hoy el grado de preocupación de la sociedad española con respecto al paro. 82 de cada cien españoles sitúan el desempleo como el principal problema. Este trabajo sociológico no descubre la pólvora, pero la curva de la desazón sigue creciendo. Es una realidad generalizada que se traduce en un enorme pesimismo social. Se empiezan a atisbar índices macroeconómicos que apuntan a la recuperación e incluso mejora muy levemente, según el sondeo, la percepción de una lenta y favorable evolución económica. Por eso, urge poner todas las políticas públicas orientadas a la generación de puestos de trabajo. Ya no pueden permanecer ni un minuto más en el desván del olvido las necesarias políticas de estímulo que nos saquen de una vez por todas de este hoyo. El empleo es ya el único antídoto contra el pesimismo.

Gráfico.- El País.