Félix Grande in memoriam

febrero 2, 2014

Esta semana nos hemos quedado sin dos voces imprescincibles de las letras hispanas. Primero, José Emilio Pacheco; unos días después, Félix Grande. Compartían prácticamente la misma generación literaria, la del 50. Al mexicano ya le dediqué mi particular despedida, hoy toca el adiós a Félix, poeta y flamencólogo. En estas dos disciplinas es donde más lo he disfrutado. También novelista, dramaturgo y ensayista. Un intelectual de altura. Me quedo con su producción lírica: como Pacheco, su obra es una expresión existencialista, exuda una visión descarnada de la vida, un realismo que duele y que nos acerca a una realidad sin filtros ni engaños. Merece mucho la pena su lectura de sus ocho volúmenes poéticos. Y ahí va uno de mis poemas preferidos.

SI TÚ ME ABANDONARAS…

Si tú me abandonaras te quedarías sin causa
como una fruta verde que se arrancó al manzano,
de noche soñarías que te mira mi mano
y de día, sin mi mano, serías sólo una pausa;

si yo te abandonara me quedaría sin sueño
como un mar que de pronto se quedó sin orillas,
me extendería buscándolas, con olas amarillas,
enormes, y no obstante yo sería muy pequeño;

porque tu obra soy yo, envejecer conmigo,
ser para mis rincones el único testigo,
ayudarme a vivir y a morir, compañera;

porque mi obra eres tú, arcilla pensativa:
mirarte día y noche, mirarte mientras viva;
en ti está mi mirada más vieja y verdadera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s